Mensaje de la Hora

William Marrion Branham Profeta y Mensajero

Noticias Branham

Secciones Branham

Mensajes Mp3 William Branham

Mensajes PDF William Branham

Videos William Branham

Testimonios

La Edad De Filadelfia William Marrion Branham

La Edad De Filadelfia MP3 - William Marrion Branham

60-1210

Cita del Mensaje de William Marrion Branham:
Dios nunca nos dijo que edificáramos iglesias, nunca nos dijo que hiciéramos escuelas. Ellas están bien. Los hospitales y demás, Dios sabe que los necesitamos, es Su programa; pero la comisión de la Iglesia es de: "¡Predicar el Evangelio!" Pero pasamos folletos, literatura de Asbury, este buen lugarcito acá arriba el cual. . .Dios bendiga a esa gente, ese colegio Metodista aquí en Wilmore, Kentucky, es uno de los mejores lugarcitos espirituales en el mundo, supongo, en este tiempo. Ellos son gente buena.

Y yo venía de. . .se me olvida el. . .Era Rhodesia, pero no sé el nombre del pueblo. Billy, ¿puedes recordarlo? [Billy Paul dice: "Salisbury".-Editor] Salisbury, eso es correcto, New Salisbury. (El es mi memoria.) New Salisbury, Rhodesia. [Salisbury, desde 1982 Harare, es capital de Zimbabwe, antes Rhodesia del Sur.-Traductor] Y veníamos saliendo de Rhodesia y yo vi un pasaporte Americano cuando estábamos abordando el avión, un muchacho y tres muchachas. Y yo dije. . .caminé hacia ellos y dije: "Hola". Yo dije: "Veo que tienen pasaporte
Americano".
El dijo: "Ud. habla inglés".
Yo dije: "Sí", dije yo, "soy - soy Americano".
El dijo: "Bueno, eso está bien". Yo dije: "¿Están viajando?"
El dijo: "No, nosotros somos misioneros".

Yo dije: "Oh, ¡qué bien!" Yo dije: "En verdad estoy contento de poder conocerlos". Y yo dije: "¿De dónde son? ¿De qué iglesia, o están con una organización, o sólo son libres?"

El dijo: "No, nosotros somos Metodistas. Somos de Wilmore, Kentucky".

Yo dije: "Casi es en mi patio de atrás, en casa". Yo dije.. .

El dijo: "¿Ud. por casualidad no es ese Hermano Branham que está aquí?"

Yo dije: "Sí, señor. Eso es correcto". Y eso - eso lo calló ahí mismo, él no quería decir nada más, Y yo - yo vi la actitud que tomó, miró hacia esas muchachas, se miraron el uno al otro así. Yo dije: "Un momento, hijo". El no era nada más que un muchacho. Y yo dije. . .y las muchachas. Y yo dije: "Me gustaría hablar por un momento con Uds. sobre los principios como Cristianos, todos lo somos, y estamos aquí por la misma gran causa. Yo les quiero preguntar a Uds. tres muchachas y a Ud. joven, ¿pueden Uds. en el Nombre del Señor Jesús. . .? Uds. dicen que han estado aquí dos años. ¿Pueden Uds. señalar un alma que Uds. hayan ganado para el Señor? ¿Un alma?" Ellos no lo podían hacer. Ni una sola alma.

Yo dije: "Yo no quiero lastimar sus sentimientos, en ninguna manera". Y yo dije: "Yo aprecio lo que Uds. están haciendo, pero Uds. muchachas deberían estar en casa ayudándole a su mamá con los platos. Eso es exactamente correcto. Uds. no tienen ningún negocio aquí. Eso es exacto".

Y nadie tiene ningún negocio yendo a los campos a menos que ellos hayan recibido el Espíritu Santo y estén predicando el poder con demostraciones, porque esa es la única cosa que - que moverá a esa gente. Y miren qué sublevaciones tienen Uds. ahora y demás, es porque el Evangelio verdadero no ha sido predicado a ellos. Ha sido dado a ellos en forma de palabra, bueno, ¿ven qué es eso? Esa es la continuación de la - de la "que escapó" de la edad de Lutero, donde le dio al mundo la imprenta libre, eso es correcto, o la Biblia libre.

Ahora, ahora la edad, la gran edad. Ahora, vamos a comenzar ahora, creo que estamos en la... Ese fue el saludo, el versículo siete. Por..
Escribe a la... Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene las llaves de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre:

¡Qué afirmación! ¿Es así? Yo - yo voy a regresar de nuevo a eso en un momento, porque eso - eso se aplica más adelante aquí en la Escritura.
Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre.

Escuche tambien el Mensaje La Edad de Sardis

Dios en Nosotros

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Dejanos un comentario




Top