Mensaje de la Hora

William Marrion Branham Profeta y Mensajero

Noticias Branham

Secciones Branham

Mensajes Mp3 William Branham

Mensajes PDF William Branham

Videos William Branham

Testimonios

El Pariente Redentor William Marrion Branham

El Pariente Redentor MP3 - William Marrion Branham

60-1002

Cita del Mensaje de William Marrion Branham:
Ahora, yo les quiero mostrar las sombras. El Antiguo Testamento explica el Nuevo si Uds. tan sólo lo leen, porque es una prefigura del Nuevo. Ahora, si yo estuviera yendo hacia esa pared, y yo nunca me hubiera visto, y yo viera mi sombra, yo sabría... tendría un concepto de cómo me pareciera yo. Si Uds. no... Si Uds. saben lo que es el Nuevo Testamento, lean el Antiguo y Uds. verán la sombra de él. ¿Ven? Y entonces cuando se presenta el Nuevo Testamento, Uds. dicen: “Pues, seguro, Esto es”. El libro de Hebreos, regresando, Pablo lo explica.

Ahora, fíjense muy bien ahora, cuando Rut dijo... o Noemí le dijo a Rut, dijo: “Ahora, él es nuestro pariente. Y si puedes hallar gracia con él, tú hallarás descanso. ¡Oh, hermano! Si tú puedes hallar gracia, tú hallarás descanso”. Booz representó a Cristo, el Hombre rico, el Heredero de todas las cosas, el Señor de la siega. Oh, hermano. Como cuando Booz venía conduciendo por allí en ese carruaje, mirando por dondequiera en los campos, y sus ojos se enfocaron en Rut. El era el amo. El era el señor de la siega. Y ella halló gracia ante sus ojos.

Eso es lo que hace la Iglesia hoy en día. Mientras el Señor de la siega está pasando, El no está mirando a grandes edificios, a grandes torres, a coros entrenados. El está buscando individuos: hombres y mujeres quienes están dedicados y que han hecho una decisión bien definida para Cristo, consagrándose para Su servicio: “Dios, yo lo creo, toda Palabra de Ella. Cuando Tu Palabra dice alguna cosa, yo me quedo allí con Ella. Esa es Tu Palabra. Yo la creo, toda Palabra”. Eso es lo que El está buscando, el Señor de la siega. Eso es lo que El quiere: dar el Espíritu Santo a los que tienen hambre y sed. “Bienaventurados los que tienen hambre y sed, porque ellos serán saciados”. El está tratando de encontrar esa clase de Iglesia hoy día.

Ahora, entonces a Rut se le pidió que hiciera algo que era deshonroso, pero ella estaba dispuesta porque ella había hecho su decisión. ¡Qué tipo del creyente, qué tipo tan perfecto! Noemí, la antigua Iglesia dijo: “Ve allá esta noche; es la temporada de la cebada”. ¡Oh, qué hermoso pensamiento, en el cual nos pudiéramos detener!

Noemí y Rut llegaron exactamente en la temporada de la cebada. La temporada de la cebada era la temporada de pan, la temporada cuando el pan fresco estaba siendo servido.

Y la Iglesia en estos últimos días, a través de dos mil años de enseñanza pagana y cosas, ha llegado en la temporada de la Cebada: frescura de Vida, Pan nuevo, miel del Cielo. (Russell, imagínate de pan con pasta de miel). Eso es: Pan del cielo. “Yo soy el Pan de Vida. Vuestros padres comieron el maná y murieron. Pero Yo soy el Pan de Vida que viene de Dios del Cielo. Si alguno come de este Pan él nunca morirá”. Y la Iglesia aquí en estos últimos días, es traída ahora mismo en la temporada de la Cebada.

Rut, una gentil, excomulgada, echada fuera, ha sido traída como... para ser aceptada como Novia. Cristo vino, exactamente en la temporada de la cebada.

El dijo: “Ahora, ponte tus vestidos”. No dice: quítate tus vestidos. ¡Cuán contrario a hoy en día! “Cíñete tus vestidos cuando vayas a encontrarte con él. El va a aventar la parva de las cebadas esta noche. Ve y ponte tus vestidos. Cúbrete para encontrarte con él”.

Hoy en día ellas se quieren descubrir. Cúbrete: “Ve allá porque él avienta la parva de las cebadas. Y luego señalarás el lugar donde él se acuesta”. ¿Lo hicieron Uds.? En Gólgota. Hace muchos años yo señalé en mi corazón dónde El puso Su vida, para que El me pudiera recibir. Señala el lugar donde él se acuesta. Observen dónde El se acostó. Eso es lo que todo creyente debería hacer: señalar lo que El ha hecho por Uds. El mensaje del domingo pasado sobre: “La Visita al Calvario”... Señalen lo que El hizo por Uds.

Ella dijo: “Señala dónde él se acuesta. Entonces cuando él se acueste a dormir (a descansar), tú ve a acostarte a sus pies”, no a su cabeza; a sus pies: indigna. “Y toma el manto con que él está cubierto y cúbrete con él”. ¿Lo ven? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Oh, hermano. Yo sé que Uds.... Ellos piensan que yo soy un fanático. Pero eso simplemente me sienta muy bien, ese Espíritu de Dios.

Señala donde El estuvo: en el Calvario; donde yació: en la tumba de Getsemaní. Señalen, y deslícense hasta llegar a Sus pies, y acuéstense allí y mueran Uds. mismos... [Espacio en blanco en la cinta.–Ed.]. Eso es. Cúbranse Uds. con su capa. Ella dijo: “La capa...”; ella la llamó así. Y Rut dijo: “Lo que tú digas, eso haré”.

¡Oh, qué decisión tan bien definida para un creyente! “Lo que la Biblia diga, eso haré. Si Ella dice: ‘Arrepentíos, y bautícese en el Nombre de Jesucristo’, yo lo haré. Si Ella dice: ‘Id por todo el mundo y predicad el Evangelio’, yo lo haré. Si dice... cualquier cosa que Ella diga... ‘Jesucristo es el mismo ayer, por los siglos’. Cualquier cosa que Ella diga que yo haga, yo lo haré”. ¿Ven? La Iglesia recibiendo Sus órdenes de la Palabra. Ella se acostó.

Ahora, recuerden, era algo deshonroso para que esa viuda joven se acostara al lado de este hombre, a sus pies: algo deshonroso para el mundo de afuera.

Oh, ¿lo pueden Uds. tolerar? [La congregación dice: “Amén”–Ed.]. Aquí está. Miren. Miren, es esto. A la Iglesia, a la joven, a el joven, a los adultos o a los jóvenes, se les pide que se separen de las cosas del mundo y que vengan a un lugar, a un Reino del Espíritu Santo, que es deshonroso para el mundo. En su corazón, ellos saben de lo que se trata. Pero para el mundo, ellos llegan a ser un fanático; ellos llegan a ser un santo rodador o algo de esa índole, algún nombre deshonroso. Pero a la Iglesia se le ha pedido que lo haga. ¿Están Uds. dispuestos a señalar el lugar, y acostarse? [La congregación dice: “Amén”– Ed.]. Dejen que el mundo los llame de cualquier modo que gusten.

Dios en Nosotros

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Dejanos un comentario




Top