Mensaje de la Hora

William Marrion Branham Profeta y Mensajero

Noticias Branham

Secciones Branham

Mensajes Mp3 William Branham

Mensajes PDF William Branham

Videos William Branham

Testimonios

Por Que MP3 - William Marrion Branham
Por Que MP3 - William Marrion Branham

61-0128

Cita del Mensaje de William Marrion Branham:
Ahora, cuando la gente hoy en día... La razón que ellos no quieren esto, como yo dije el domingo, es porque eso los hace actuar un poquito diferente que lo que están acostumbrados a actuar. Ellos van... vienen a una iglesia Pentecostal, ellos dicen: “Bueno, oímos a esa gente cantar....” Como yo estaba observando a este muchacho aquí hace un rato. ¡Hermanos!, él estaba tan enredado allí, que no sabía en dónde estaba. Yo estaba observando sus pies. El tenía un pie enredado en el otro. Me parecía que él mismo se había atado en tantos nudos que tomaría cinco horas para salir de allí. Pero Dios lo ha de haber atado allí, pues él estaba parado de pies otra vez. Así que yo pensé: “¡Oh, qué cosa! Cómo me gusta perderme en el Espíritu de esa manera, y adorar en el Poder y alabanzas de Dios hasta que Ud. es llevado a una dimensión en la que Ud. no sabe nada al respecto”. Me gusta eso: ser llevado en el Espíritu de Dios.

Luego me fijé que esa gente... Un indocto entra y mira, dice: “¡Oh, qué cosa! ¡Mira nada más!” Si tan sólo estuviera en ese lugar con ellos sólo por unos cuantos minutos, ya nunca iba a querer nada de lo otro. Pero ellos–ellos–ellos lo tratan de duplicar. Ellos no lo pueden quitar de la Palabra, así que ellos tratan de duplicar el Nuevo Nacimiento. Ellos dicen que el Nuevo Nacimiento es cuando dice: “Yo creo que Jesucristo es el Hijo de Dios. Yo lo acepto como mi Salvador”. Ese no es un Nacimiento.

Un gran ministro en mi ciudad trajo una revista, no hace mucho tiempo, y él dijo: “Billy, te quiero preguntar algo”. Dijo: “Aquí está Fulano de tal”, y siguió hablando. El dijo: “Y tú ahora te metiste con los ‘santos rodadores’ [“aleluyas”]”. Y dijo: “Mira, yo digo que tú estás hablando aquí de un Nuevo Nacimiento”. Dijo: “¿No piensas que hemos nacido de nuevo?” Ellos creen que nacen de nuevo cuando ellos creen. “Bueno”, yo dije: “Cuán diferente es eso de la enseñanza de Pablo”. Y Pablo dijo en Gálatas 1:8: “Si un ángel del Cielo anunciare algo más, sea anatema”. Y Pablo les preguntó en Hechos 19: “¿Habéis recibido el Espíritu Santo desde que creísteis?”; no cuando creísteis, sino “desde que creísteis”.

Ahora la cosa de eso es que están tratando de evadir ese Nuevo Nacimiento. Ellos–ellos tienen mucho prestigio. Ellos tienen mucho conocimiento mental. Cuando Uds. llegan a un lugar en el cual Uds. se sienten que son un poquito mejor que alguien más, cuando Uds. llegan a un lugar que Uds. piensan que su posición en la vida es un poquito más alta que la del otro, Uds. no lo van a recibir de todas maneras. Correcto. Pero hay una cosa tocante al Nacimiento Nuevo: hará que un esmoquin y unos overoles se abracen uno al otro, y se llamen uno al otro: “Hermano”. Hará que un vestido de algodón y un vestido de seda se abracen una a la otra y se llamen una a la otra: “Hermana”, cuando Ud. realmente habla en serio con Dios. Correcto.

Igual que el anciano de color allí en el Sur, en una ocasión. El dijo... El estaba contento y dijo: “Yo tengo una religión que se siente de corazón”, él le dijo a su patrón. Y él dijo: “Oh, no hay tal cosa como una religión que se siente de corazón”. El dijo: “Ud. sencillamente está errado en una porción, patrón. No hay tal cosa como una religión que se siente de corazón por lo que a Ud. respecta, ¿ve?” Y eso es correcto. Esa gente no sabe lo que es una religión que se siente de corazón. Ellos–ellos no saben... Ellos–ellos nunca la han alcanzado. Ellos dicen que no pueden dejar de beber, ellos no pueden dejar de fumar. Ellos no han tomado todavía la “toxina”. Ellos nunca la han probado. Ellos no saben lo que Ella hará por uno, hasta que la reciben una vez. Entonces cuando Ud. la recibe, Ud. sabe que algo sucedió, cuando la recibió. Ud. estaba allí, Ud. sabe todo al respecto. Ud. ha sido inoculado, y las cosas son diferentes entonces. Ud. llega a ser una nueva criatura en Cristo. ¡Amén!

Un día el patrón le dijo, le dijo: “Me gustaría recibir algo de esa religión que se siente de corazón”. Dijo: “En cualquier momento que Ud. la quiera, patrón”. Y él dijo que un día llovió. El dijo: “Bueno, está lloviendo hoy, Moisés. Me imagino que podemos... Me gustaría recibir un poco de esa religión que se siente de corazón, que te hace sentir muy contento, y estás cantando todo el tiempo”. Dijo: “Venga, patrón”. Y él fue allá, y fue al establo, y él dijo: “Mira, aquí está un buen lugar aquí en la paja. Nos podemos arrodillar y recibirla aquí”. El dijo: “No, Ud. no la recibe aquí, patrón”. El dijo: “Bueno, iremos allá al granero”. Así que fueron al granero. Era un lugar agradable y seco; no estaba lloviendo, era agradable, Uds. saben, la... como para dormir con la lluvia golpeteando sobre el techo. El dijo: “Pero, patrón, Ud. no la recibe aquí”. El dijo: “Moisés, ¿dónde la recibe uno?” Dijo: “Sígame”. El salió hasta llegar a la porqueriza, se arremangó las piernas de los pantalones hasta donde él podía, y comenzó a entrar en el lodo así. El dijo: “Venga, patrón”. Dijo: “¿Adónde vas?” Dijo: “Aquí es en donde Ud. la recibe. Aquí mismo”. El dijo: “Yo–yo–yo–yo no la quiero allí”. El dijo: “Yo no la quiero recibir allí”. Dijo: “Si Ud. no la quiere aquí, y no viene en estos términos, entonces Ud. no la va a recibir en lo absoluto”. Así que de esa manera es. Si Ud. no puede venir en los términos de Dios, Ud. no la recibirá de todas maneras. Ud. tiene que venir en los términos de Dios.

Escuche tambien el Mensaje Por Que 25-01-61

Dios en Nosotros

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Dejanos un comentario




Top