Mensaje de la Hora

William Marrion Branham Profeta y Mensajero

Noticias Branham

Secciones Branham

Mensajes Mp3 William Branham

Mensajes PDF William Branham

Videos William Branham

Testimonios

Cosas Que Al Principio No Fueron Así MP3 - William Marrion Branham
Cosas Que Al Principio No Fueron Así MP3 - William Marrion Branham

61-0120m

Cita del Mensaje de William Marrion Branham:
Jesús, cuando El vino, El dijo: “Moisés, por la dureza de vuestro corazón os permitió divorciar a vuestras mujeres; mas al principio no fue así”. Ahora, nos damos cuenta que ellos tomaron los mandamientos de Dios y los invalidaron. Cuando Jesús vino, El encontró a la gente buscando salvación en la iglesia. ¿Qué recibieron ellos? Credos. Cada denominación manufactura su propio credo. Y luego así es cómo El encontró a la gente: dependiendo en la iglesia para la salvación; y ellos habían encontrado credos hechos por el hombre. Y si El viniera hoy día en Persona y nos hablara, El encontraría la misma cosa: el hombre haciendo que la Palabra de Dios cuadre con su denominación, dándoles credos. Y no hay salvación en un credo, si no está en la Biblia. Tiene que estar en la Biblia, porque Su Palabra es... Todo lo que necesitamos está en Su Palabra. Y Su Palabra, cuando El es la Palabra... La Palabra de Dios es Dios. Eso es todo. Es Su Palabra, El mismo. El es... “En el principio era la Palabra y la Palabra era con Dios... y la Palabra era Dios”. Y la Palabra todavía es Dios. Todavía es Dios.

Ahora, nosotros nos damos cuenta que cuando El vino, encontró al hombre tomando los mandamientos de Dios, e invalidándolos al tomarlos, y haciéndolos cuadrar a su credo, así que los invalidó. Y la iglesia miraba... La gente recurría a la iglesia en lugar de recurrir a la Palabra de Dios. Así que, por lo tanto, El dijo: “Mas al principio no fue así”. Encontramos que es lo mismo hoy en día, como ya lo he citado dos o tres veces esta mañana. (Y observando ese reloj, me pone nervioso)... Así que yo– yo quiero decir sobre esto, que “Esto es verdad”. Entonces en aquel día fue como lo es ahora, y ahora como lo fue entonces, ellos gritan: “¿Dónde está Dios?” Bueno, la mismísima cosa que... Ellos han dejado a Dios cuando ellos dejaron Su Palabra. Esa es la razón que tenemos las cosas de la manera que las tenemos hoy, es porque la gente se desvió de la Palabra de Dios.

Si un doctor escribe una fórmula, una prescripción, y Ud. le añade algo a ella, o le quita algo a ella, Ud. matará a su paciente. Correcto. Ud. la tiene que mantener exactamente de la manera que se escribió. Hay el antídoto suficiente allí para combatir el veneno, y el suficiente veneno para matar los gérmenes. Si le añade mucho veneno a ella sin el antídoto, matará al paciente; y–y mucho antídoto sin el veneno, ¿qué haría eso? No ayudaría a su paciente. Así que Ud. la tiene que mantener exacta. Y de esa manera es con la Palabra de Dios. Es la Prescripción de Dios. Sí, hermano. Es la Prescripción de Dios para Su pueblo para curar toda enfermedad, toda dolencia. El pecado y lo físico, lo que pudiera ser, la Palabra de Dios se encarga de todo eso. Amén. Es la Palabra de Dios. Así fue al principio; así fue en la edad de en medio; así es en toda edad; y así es esta mañana, exactamente la misma que fue cuando El la habló, porque Ella no se puede desviar una pizca porque es la Palabra de Dios.

Entonces la gente hoy en día, con razón ella grita: “Los días de los milagros han pasado. No hay tal cosa como sanidad Divina”. ¿Por qué lo hacen? Porque ellos han tomado la Palabra de Dios y han mezclado sus credos en Ella, y han hecho la cosa incorrectamente, y no hay poder allí. Si un ángel, un obispo, un arzobispo, o lo que pudiera ser, viene y cambia una sola Palabra, cambiará toda la Prescripción. Digamos exactamente lo que Ella dice. Lo que Dios dice, dejémoslo exactamente de esa manera. Las iglesias hoy están acabadas. Ellas están en un acceso de vanagloria en alguna parte, formando organizaciones, formando denominaciones, llevando a la gente tras los credos en lugar de tras de Cristo. Yo no quiero ningún credo sino a Cristo, ninguna ley sino el amor, y ningún libro sino la Biblia. ¡Eso es exactamente lo que tenemos! El credo de Dios, es la Prescripción de Dios, es el antídoto de Dios para el pecado, es el antídoto de Dios para la sanidad y es– es el poder de Dios hecho manifiesto a nosotros mientras tomamos la Palabra de Dios en nuestras vidas. Ahora, nos damos cuenta que ellos dijeron: “¿Dónde está el Dios de Moisés?” La razón es... Moisés se quedó con Dios, y la cosa era que Dios estaba siguiendo la prescripción de Moisés. Moisés estaba siguiendo la Palabra de Dios. La razón que Pedro, Jacobo y Juan le pegaron al centro del blanco cada vez, era porque ellos–ellos siguieron la Palabra.

Hace algún tiempo... Todos saben que me gusta tirar al blanco, y disparar, y demás. Y yo tenía un pequeño modelo 70, Winchester. Yo me paré allí a cincuenta yardas [45.50 m.–Trad.] en un campo de tiro al blanco, y metí ocho balas por el mismo agujero a cincuenta yardas [45.50 m.–Trad.]. Y se salió un poquitito de ajuste. Uno tiene que meterle mano y tratar de arreglarlo como puede. Y a mí me gusta hacer eso; como que me aplaca mis nervios. Y ese se desajustó. Yo no lo podía ajustar. Yo pensé que necesitaba remodelarlo. Lo envié a la Compañía Winchester. Ellos me lo regresaron y dijeron: “Oh, Hermano Branham (o mejor dicho, Sr. Branham)”, dijeron, “ese Winchester es uno de los mejores”. Dijeron: “Hará un orificio de un grupo de una pulgada de diámetro [2.5 cm.–Trad.] a cincuenta yardas [45.50 m.–Trad.], quiero decir, a veinticinco yardas, [22.75 cm.–Trad.] de una pulgada”. Dijeron: “Eso es lo mejor que Ud. conseguirá”. Yo sabía que no era así. Yo sabía que a cincuenta yardas [45.50 m.–Trad.] yo metía ocho tachuelas consecutivas con él. Así que yo sabía que eso estaba mal. Ahora, de esa manera... Y yo no podía descansar hasta que lo ajustara de nuevo a eso allí. Ahora, hará la misma cosa.

Ahora, yo no soy de esa gente que le gusta pegar en cualquier lugar al blanco: “La iglesia así lo dice, así que, quedémonos con eso”. Si los apóstoles, por la Palabra de Dios, por los mandamientos de Dios, por el mismo Espíritu Santo que tenemos, clavó las tachuelas de sanidad Divina, de los poderes de Dios, si nos quedamos con eso sabremos que es así, así que quedémonos hasta que le demos en el centro del blanco, eso es todo, porque sabemos que una vez se hizo. ¿Cómo es que los días de los milagros han pasado, y Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y por los siglos? ¿Cómo puede estar muerto ese Dios que se levantó otra vez y que está vivo por los siglos de los siglos? ¿Cómo lo podemos hacer un credo cuando Dios no tiene credo? Dios es una Persona. Dios habita dentro de Su Iglesia, y Uds. son Su Iglesia. Si Uds. han nacido de nuevo, y están llenos con el Espíritu Santo, Uds. son la Iglesia de Dios. Dios mora en Uds. Uds.


Dios en Nosotros

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Dejanos un comentario




Top