Mensaje de la Hora

William Marrion Branham Profeta y Mensajero

Noticias Branham

Secciones Branham

Mensajes Mp3 William Branham

Mensajes PDF William Branham

Videos William Branham

Testimonios

Apocalipsis Capítulo Cuatro (Parte 1) William Marrion Branham

Apocalipsis Capítulo Cuatro (Parte 1) MP3 - William Marrion Branham

60-1231

Cita del Mensaje de William Marrion Branham:
Cuando un Cristiano es salvado al principio, su fe es vuelta hacia Cristo, entonces él mismo tiene algo que hacer. La siguiente cosa, él tiene que santificarse a sí mismo de todo hábito inmundo: "despojándose de todo peso, preparándose Ella misma. ¡La Novia se ha preparado!"

Me hace recordar una pequeña historia, debo contarla antes de continuar. Aquí en el oeste, hace algún tiempo, muchos años, había esta gran Compañía Empacadora Armour y Swift. Como lo hacen ellos, ellos llegan allá y compran ganado y compran ranchos. Y ellos tienen mucho dinero, y compran todos los ranchitos, y tienen millones de acres de terrenos de esa manera, reúnen ese gran y buen ganado Hereford en secciones. Sus propios ... son dueños de sus propios ferrocarriles y cosas, que llevan ese ganado de un pastizal a otro.

Y la Armour y Swift tenía un rancho grande, y un día ellos tenían un capataz, allí, el superintendente, era, del rancho, él tenía como cuatro o cinco hijas. Y se dieron cuenta que uno de los grandes hermanos Armour iba ... no hermanos, sino hijos, iban a visitar el rancho. Y él era un-un joven soltero. Y todas estas muchachas estaban seguras que iban a atrapar a este muchacho tan pronto como él-él llegara. Y así que todas ellas estaban preparándose y arreglándolo todo para que llegara.

Cuando él llegó allí, ellas iban a ir a recibirle y celebrar una fiesta de vaqueros, con sus vestiditos, con sus flecos en ellos, y pistolas .44 en cada cadera, y esos sombreros en la parte trasera de sus cabezas, Uds. saben. Y ellas iban a ser como las personas del oeste, y cada una de las muchachas iba a conquistar ... Una de ellas iba a conquistar a este muchacho.

Y ellas tenían una-una primita allí cuya madre estaba muerta y su padre estaba muerto. Ella era una prima, y era casi la esclava de todos los que estaban allí. Y todos los trabajos sucios, ella tenía que hacerlos, lavar los platos y todo. Y no tenía ropa, tenía que tomar ropa de segunda mano.

Y así que cuando llegó el tiempo en que el muchacho habría de llegar, todas ellas se montaron en sus carruajes, y ellas se fueron a la estación para recibirle. Y ellas estaban disparando sus pistolas, y los caballos relinchando, y de todo. Y ellas lo trajeron al rancho. Y esa noche tuvieron una gran fiesta. Y ellas se sentaron sobre el montón de paja y en la cerca del corral, y ellos-ellos cantaron y bailaron, y durante toda la noche. El estuvo allí por dos o tres días.

Esta pequeña prima...

Ahora, yo voy a comparar esto con algo ahora. Nuestras primas que están muy bien vestidas, con grandes torres y finas iglesias, y parece que si hay algún nombre sucio tiene que ser dado a los pentecostales, algo que está errado. Ellos también hacen las cosas erróneas, pero no se oye al respecto, ¿ven Uds.? Ellos son algo más o menos de alta categoría, así que ellos no oyen acerca de eso. Pero dejen que algún ministro Pentecostal cometa un error una vez, y, hermano, les digo, ellos lo pondrán a través del país en todo periódico. Sí, señor. Dejen que algún hermano pentecostal ore por un niño, y muera, todo periódico en el país lo sacará: "Sanidad Divina Es Fanatismo'.

Pues, ¿entonces por qué no ponen en el periódico todo caso que pierde el médico? "Lo que es bueno para uno, es bueno para el otro". ¿Ven? Así que, si ellos hicieran eso, no tendrían suficiente espacio en las columnas de los periódicos para escribir todos los muertos. Si yo fuera allá al cementerio y dijera: "Todo el que haya muerto bajo sanidad Divina póngase de pie", y luego dijera, "Todo el que haya muerto bajo tratamiento médico póngase de pie", los excederían en un millón contra uno. Y eso es exactamente correcto. Así que si ellos van a criticar a uno, que critiquen al otro. Eso es correcto. Pero ellos matan millones al año con medicinas y operaciones, y Uds. nunca oyen una palabra al respecto. ¿Ven?

Así que, esta muchachita, tenía que hacer todo el trabajo duro. Así que cuando, de repente, el muchacho ... una noche después de terminar la cena y habían tenido bailes y cada una de estas muchachas se habían embellecido, Uds. saben. Y esta pobre muchachita tenía que tener puesto un viejo vestidito harapiento. Y una noche ella estaba sentada en el comedor después de que la cena había terminado, y ella había lavado los platos y salió afuera por el patio de atrás para tirar el agua de lavar platos. Ella ... Cuando ella dio la vuelta por la cerca del corral, allí estaba él parado, apoyándose en la cerca del corral. El dijo: "Hola".

Ella estaba tan avergonzada, porque ese era el hijo del superintendente, el hijo del dueño del rancho. Ella bajó el plato, la cacerola. Para que él no se fijara que estaba tan harapienta, empezó a retroceder, con sus pies descalzos; mirando hacia atrás, de esta manera.

Y él caminó hacia ella, dijo: "No tengas miedo de mí". Dijo: "Quiero decirte algo". El dijo: "Vine aquí con un propósito, vine a buscar una esposa". Y dijo: "He estado buscando por todas partes". Dijo: "No quise casarme con ninguna de las muchachas allá en la ciudad, deseo obtener lo que pensé que es una verdadera esposa". Y dijo: "De todas las que he visto, te he estado observando por aquí. Y he averiguado por medio de algunos de los peones que tú eres una prima". Dijo: "Eso es cierto, señor".

Dijo: "Quiero preguntarte algo. ¿Te casarías conmigo?" Pues, ella no sabía qué hacer. Estaba tan turbada, que ella no-ella no sabía cómo contestarle al hombre.

Oh, yo sólo me imagino cómo se sintió ella. ¿Y Uds.? Cuando yo, una vez pecador, bueno para nada, hijo de un borracho, Jesucristo dijo: "Te quiero para Mí". ¿Cómo pudo haber venido El alguna vez a alguien como yo? ¿Cómo pudo El decir alguna vez: "Yo te daré un hogar en el Cielo?" ¿Cómo pudo El decir alguna vez: "Yo te salvaré"? A un miserable como yo, ¿cómo pudo ser? ¡Pero El lo hizo!

Ella dijo: "Señor, yo-yo no ... Yo-yo no soy digna. Yo no calificaría como esposa para un hombre como Ud.", dijo, "porque Ud. está acostumbrado a grandes cosas. Y yo no sé nada acerca de ellas, yo soy pobre".

El dijo: "Pero tú eres mi elección".

¿Y no fue agradable cuando Jesús les dijo a Uds. eso? Uds. sabían que no eran dignos de ser Cristianos. Uds., no había nada que Uds. pudieran hacer alguna vez, pero El ... No es nada ... El-El los escogió. El-El ... es Su bondad, Su misericordia que El los escogió a Uds. Uds. no lo escogieron a El, Uds. saben, El los escogió a Uds. Eso es correcto.

Ella dijo: "Yo-yo no. . ." Ella dijo...

"No mires tus ropas. Yo no me fijo en tus ropas, yo miro lo que tú eres". El dijo: "¿Te casarías conmigo?" Y finalmente llegaron a un acuerdo. El dijo: "En un año, a partir de este día, yo volveré. Estate lista. Ten puesto el traje de boda, porque volveré y me casaré contigo aquí mismo en estos terrenos. Y te llevaré a Chicago a Outer Drive, allá donde tendrás un castillo en donde vivir. Y todo este lavar platos, y cosas, habrá terminado entonces".

Cuando las hermanas, o las primas, oyeron acerca de eso, dijeron: "¡Tú pobre pequeña tonta ignorante! ¡Pues, tú sabes que ese hombre no quiso decir eso!"

¿Y no es eso exactamente lo que ellos dicen hoy? "¿Cómo podría un montón de santos rodadores, un montón de gente que apenas puede escribir su propio nombre, cómo podrían ellos ser la Iglesia? ¿Cómo podría ser un grupo como ese?" Pero eso está muy bien, cuando nos comprometimos y sentimos ese beso de compromiso de Jesucristo en nuestros corazones para quitarnos nuestros pecados, Algo nos dice que El va a regresar de nuevo... ? ... Algún día El va a regresar.

Ella trabajó todo el año, trabajando duramente, ahorrando sus setenta y cinco centavitos, todo lo que le daban a ella por su salario diario. Y ella estaba ahorrando su dinero para comprar su vestido de bodas, para preparar todo. Oh, esos eran todos sus pensamientos, prepararse. Y él ha... ("Ella se ha preparado"). Ella consiguió su ropa, su ropa de bodas, mientras sus primas se reían y se burlaban de ella.

Finalmente llegó el día final. Se puso su traje de bodas (¡Oh!), se aseó y se alistó. Y sus primitas la rodearon y se inclinaron junto a ella, diciendo: "Bueno, pequeña tonta. Pues, tú sabes que él no dijo eso en serio. El no le hablaría a una ... no se casaría con una muchacha como tú". Pero, de todas maneras ella se preparó.

Así que haciéndose tarde en la noche, ellas empezaron a burlarse y a reírse de ella. De todas maneras ella estuvo de pie a la puerta, esperando. Y así que ella ... Ellas dijeron: "¿A qué hora dijo él que estaría aquí?"

Dijo: "El no lo dijo". Pero dijo: "Ella les dijo a Uds.. . El me dijo la noche que él se casaría ... o que él me dio el anillo de compromiso. El dijo, él me dijo: 'Será como de aquí a un año'. Por lo tanto me queda una hora". Amén, siguió esperando. "Me queda una hora, me quedan treinta minutos, me quedan diez minutos". Y ellas se rieron y se burlaron de ella, y la llamaron de todo.

Pero, finalmente, exactamente en esa hora crucial, ellas oyeron el sonido de la arena bajo las ruedas, los caballos que se acercaban. Qué cosa fue ver a esa noviecita que se había preparado, saltar fuera de la puerta, y correr por aquellos enrejados cubiertos de rosas ahí afuera, para volar a los brazos del hombre que ella amaba; y que iba a ser su esposo, que la metiera recogiéndola de esa manera, y se casaran y se fueran a caballo.

Uno de estos días, hermano, aquellos que se están burlando y diciendo: "santo rodador y pentecostal", y cosas como esas. . Estamos esperando, todavía tenemos un poco de tiempo. Ellos dicen: "Ah, no hay ninguna diferencia en lo que haya sido". No se preocupen, nos queda un poquito de tiempo. Y en ese momento que El prometió, El va a estar aquí. Y uno de estos días tomaremos un vuelo y nos iremos. ¡Sólo estén preparados! ¡Mantengan puesto el Traje de Bodas! Mantengan toda crueldad fuera de sus corazones.

Escuche tambien el Mensaje El Sonido Incierto

Dios en Nosotros

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

1 comentarios:

  1. cada vez q leo este parrafo digo "es exactamente lo q esta pasando ahora, falta tan poco para irme en el rapto q casi puedo sentir los carros de fuego"

    ResponderEliminar


Top