Mensaje de la Hora

William Marrion Branham Profeta y Mensajero

Noticias Branham

Secciones Branham

Mensajes Mp3 William Branham

Mensajes PDF William Branham

Videos William Branham

Testimonios

Hebreos, Capítulo Tres William Marrion Branham

Hebreos, Capítulo Tres PDF - William Marrion Branham

57-0901M

Cita del Mensaje de William Marrion Branham:
Ahora, Dios tenía a Su pueblo en un reposo inestable. Ellos estuvieron allá en Egipto. Ellos estaban fuera de su posición correcta. Ellos estaban fuera de su tierra. Ellos eran extranjeros y peregrinos, y Dios los iba a traer de ese lugar de prisión en-en Egipto, a la tierra prometida.

Un tipo de hoy; nosotros no estamos establecidos. A ellos aquí no les toma mucho tiempo; niños con manitas gorditas jugando canicas, niñitas con muñecas, jugando; cuando menos lo piensa Ud., ya se encaneció y se arrugó. Hay algo mal aquí; este no es el hogar. Estamos en el lugar incorrecto. Por eso es que decimos que somos peregrinos y extranjeros. Algo ha sucedido.

Una damita dijo, esta mañana en el cuarto, de cómo la gente se ríe de ella, algunas veces. Yo dije: Pero, hermana querida, Ud. no es de esa gente. Nosotros somos gente diferente.

Mi muchachita dijo: Papá, ciertas niñas hicieron ciertas cosas.

Yo dije: Pero mira cariño... Ellas tenían estos discos de Elvis Presley. Yo dije: Yo no los quisiera en mi casa.

Ella dijo: Pero, papá, ellas son buenas niñitas.

Yo dije: Tal vez lo son. Yo no tengo nada que decir en contra de eso, pero hay una cosa, nosotros somos diferentes. Somos diferentes. No es que nosotros queramos ser diferentes, pero el espíritu que está en nosotros ha salido de eso. Tú eres de otro mundo.

Cuando voy a Africa, yo-yo-yo no puedo ajustarme a su-su-su manera de vivir. Ellos no usan nada de ropa; ellos están desnudos. Y ellos recogen algo que está podrido, que tiene gusanos, y se lo comen de todas maneras; les da lo mismo. ¿Ven? Yo-yo...Es-es...Esto es diferente.

Uds. saben, en un tiempo todos nosotros éramos así, pero la civilización nos trajo y nos hizo diferentes. Y la conversión ha duplicado eso por millones. Nosotros no queremos las cosas podridas del mundo ya más. Cristo nos ha hecho que lleguemos a ser Cristianos, como la civilización nos ha hecho llegar a ser limpios. Y fíjense, no solamente eso, sino que profesamos que somos peregrinos y extranjeros. No somos de este mundo. Entonces Uds. no quieren nada que ver con el mundo. Y esas cosas han pasado.

Ahora, Israel estaba allá en Egipto; ellos no eran Egipcios. Egipcios...Era una abominación para un Egipcio poner sus manos sobre una oveja, e Israel era pastor de ovejas. Y cómo eso hubo de haber cautivado a Moisés, después de toda la indignidad de ser un Egipcio, criaban ganado. ¿Se fijaron lo que Faraón le había dicho a José y los demás? Es una abominación. Dijo: Tu pueblo es pastor de ovejas. Y ni siquiera un Egipcio podía aun poner sus manos sobre un pastor de ovejas. Era un pueblo diferente.

Y esa es de la manera que es con un Cristiano hoy en día. Cuando él es nacido de nuevo, no es...Es sucio para él, el asociarse en donde la gente está bebiendo, y diciendo chistes sucios, y mujeres desnudas y todo...Es-es-es suciedad. Y, ¡oh, bendito sea el Señor! ¡Nosotros somos peregrinos aquí! ¡Somos extranjeros aquí! El espíritu ha sido convertido, y estamos buscando una Ciudad en donde las mujeres no usan pantaloncito corto. Estamos buscando una Ciudad en donde ellos no tienen tabernas con cerveza. Estamos buscando una Ciudad en donde mora la justicia. Así que, somos peregrinos.

Así que si Dios descendió en un gran haz de fuego como un halo, descendió en una zarza y El mismo empezó a revelarse primero a Moisés. Moisés dijo...Uds. saben, como tuvimos la lección la otra noche; que cuando Jesús estaba aquí en la tierra, El dijo: Antes que Moisés fuera, ¡YO SOY! Ese era Jesús en la zarza ardiente, en la Columna de Fuego. Es Jesús hoy, el mismo. Y El mismo se reveló en una Columna de Fuego, y Moisés tuvo la experiencia. El va a Egipto; predica el Evangelio, las buenas nuevas, y señales y maravillas le siguieron. ¿Lo captan? La misma cosa hoy.

Dios en Nosotros

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Dejanos un comentario




Top