Mensaje de la Hora

William Marrion Branham Profeta y Mensajero

Noticias Branham

Secciones Branham

Mensajes Mp3 William Branham

Mensajes PDF William Branham

Videos William Branham

Testimonios

Hebreos, Capítulo Seis 3 William Marrion Branham

Hebreos, Capítulo Seis 3 PDF - William Marrion Branham

  57-0915M

Cita del Mensaje de William Marrion Branham:
Ahora, si Ud. hace mal, Dios lo hará pagar a Ud. por ello. Pero si Ud. lo hace, Ud....hace mal, Ud. no lo hace voluntariamente: capítulo 10, versículo 47, creo que es: “Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad...” Pero después que Ud. ha nacido otra vez, Ud. tiene la Verdad, no el conocimiento de Ella; sino que Ud. ha aceptado la Verdad, y ha llegado a ser una realidad, y Ud. es un hijo de Dios por tiempo y Eternidad. ¡Dios juró que El lo haría!

Jesús dijo: “Aquel que oye Mis Palabras, y cree en el que me envió, tiene Vida Eterna, y Yo lo resucitaré en el postrero día; nunca vendrá a juicio; ha pasado de muerte a Vida”. Ahora, con un juramento como ese, “Dios queriendo que lo recibamos...”

Ahora, miren lo que él dice aquí, Pablo hablándole a la-la Iglesia. ...es imposible que Dios mienta, tengamos un fortísimo consuelo,...(No: “Bueno, si los Bautistas no me tratan bien, me iré con los Metodistas”. ¿Ven?”)...tengamos un fortísimo consuelo los que hemos acudido para asirnos de la esperanza puesta delante de nosotros.

Muy bien, leamos lo último. La cual tenemos como segura y firme ancla del alma...(la esperanza, el juramento de Dios)...tenemos como segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta dentro del velo,

Hablemos sólo por un momento del velo. No lo captamos muy bien el domingo pasado por la noche.

“Dentro del velo...” El velo es la carne. El velo es lo que nos impide ver a Dios cara a cara en esta iglesia. El velo es lo que nos impide ver a los Angeles en sus posiciones en esta mañana, parados a un lado de los asientos. El velo es lo que nos impide verlo a El. Nosotros estamos escondidos detrás del velo, y ese velo es la carne. Nosotros somos hijos e hijas de Dios; estamos en la Presencia de Dios. “Los Angeles de Dios acampan alrededor de los que le temen”. Nosotros estamos en la Presencia de Dios todo el tiempo: “Yo no os dejaré ni os desampararé. Yo estaré con vosotros siempre, aun hasta el fin”. Pero el velo es la carne; eso es lo que nos impide entrar en Su Presencia. Pero a través del alma, el Espíritu, por nuestra fe sabemos que El nos está observando. El está parado a un lado de nosotros. El está aquí ahora.

Allá en Dotán, una mañana, un profeta anciano estaba cercado por un ejército y el...su siervo fue y le dijo: “¡Oh, padre, todo el país está cercado por los extranjeros!”

Y Eliseo se levantó y dijo: “¡Ah, hijo, son más los que están con nosotros que los que están con ellos!”

Bueno, él parpadeó sus ojos y miró alrededor; él no podía ver nada.

El dijo: “Dios, te pido que le abras sus ojos, quítale el velo”. Y cuando el velo cayó de sus ojos, alrededor de ese profeta anciano había carros de fuego; las montañas estaban en fuego con Angeles y carros. Allí lo tienen Uds.

Oh, entonces Giezi pudo decir: “Ahora yo-yo entiendo”. ¿Ven?, el velo se le había caído. Allí es en donde está el impedimento.

Aquí está. Agárrense fuerte; el velo es lo que nos impide vivir de la manera que deberíamos. El velo es lo que nos impide hacer las cosas que realmente queremos hacer. Y Dios llegó a velarse en carne. Y el velo fue partido en dos, y Dios llegó a ser Dios otra vez. Y El levantó el velo en el que El mismo se escondió; esa es la resurrección del Señor Jesús, probándonos a nosotros que en este velo en el que ahora estamos escondidos...Por fe lo creemos y lo aceptamos. Y cuando este velo sea partido en dos, yo entraré en Su Presencia con esta aseguranza, sabiendo que yo lo conozco en el poder de Su resurrección. Y a la venida del Señor Jesús, este velo será levantado otra vez en una manera perfeccionada, así que yo caminaré y hablaré con El como mi Salvador y mi Dios, cuando El tome el trono de David. Y viviremos Eternamente en este velo, después de que haya sido perfeccionado, pero este velo tiene pecado dentro de él. Era...No importa cómo...Nunca piense de ese cuerpo glorificado en esta tierra. Tiene que morir igual que su alma tiene que morir para nacer otra vez. En la perfección...

No comiendo carne, y haciendo esto, y perfeccionando el cuerpo, Ud. nunca lo logrará. Y Ud. tiene que dejar esto, y hacer esto, y hacer esto, y hacer esto, eso es la ley. Eso es legalismo. Nosotros no creemos en las formas legales de salvación. Creemos que, “por gracia somos salvos”. Y eso no es de Ud.; Ud. no tiene nada que ver con ello; es la elección de Dios que lo hace. “Nadie puede venir a Mí a menos que Mi Padre lo traiga”. Correcto. Y El...Todo lo que Jesús vino a hacer, fue tomar a éstos que el Padre conocía de antemano y los predestinó desde antes de la fundación del mundo para llegar a ser hijos e hijas de Dios. ¡Amén! “No del que corre o del que quiere, mas del que Dios tiene misericordia”. Es Dios el que lo hace. Ud. no puede alardear en lo absoluto. No hay ninguna cosa que Ud. hizo; Dios, por gracia, lo salvó, no Ud., Ud. mismo. Si Ud. lo hace, Ud. tiene algo de que alardear. Pero Ud. no tiene nada de que alardear. Toda alabanza va a El. Es El. Entonces El le ha dado a Ud. esta fortísima esperanza, hizo un juramento, la imposibilidad de que Sus hijos nunca se perderán.

Dios en Nosotros

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Dejanos un comentario




Top