Mensaje de la Hora

William Marrion Branham Profeta y Mensajero

Noticias Branham

Secciones Branham

Mensajes Mp3 William Branham

Mensajes PDF William Branham

Videos William Branham

Testimonios

Hebreos, Capítulo Seis 2 William Marrion Branham

Hebreos, Capítulo Seis 2 PDF - William Marrion Branham

  57-0908E

Cita del Mensaje de William Marrion Branham:
Cuando ellos vieron a Jesús discerniendo sus pensamientos, ellos dijeron que El era un adivino. Jesús dijo: “Uds. han...Yo les perdono por eso, pero cuando el Espíritu Santo venga, Uds. hablen una palabra en contra de El, nunca les será perdonado”. Porque ellos dijeron: “El tiene un espíritu inmundo”, llamando al Espíritu de Dios una cosa inmunda. Un Cristiano no puede hacer eso. Un Cristiano siempre llamará al Espíritu Santo de Dios, justo.

¿Ven?, un Cristiano no puede blasfemar al Espíritu Santo; es el de afuera el que blasfema. No eran Cristianos los que estaban parados allí. Era gente religiosa; eran Judíos Ortodoxos, doctores de divinidad y demás, y ellos estaban burlándose de El y Sus obras, diciendo a las obras de Dios, que era un espíritu inmundo haciéndolas.

Y ¿cuántos piensan Uds. que hoy blasfeman al Espíritu Santo, que tienen D.D.D., Ph. D. [siglas para títulos de doctorado.-Traductor.] en su nombre? Cuántos grandes almidonados Católicos Ortodoxos, Protestantes, caminan en la calle y hacen burla de la operación del Espíritu Santo, tan pulidos, eruditos, resbalosos como un botón. Correcto. Pero ellos hacen burla del Espíritu Santo; y por lo tanto, ellos lo blasfeman. Pero un Cristiano nacido otra vez, no puede hacer eso; él dirá: “Ese es mi hermano. Ese es el Espíritu del Dios viviente”. Correcto. Un Cristiano no puede blasfemar al Espíritu Santo.

Es el pecador el que blasfema al Espíritu Santo, el incrédulo, el pecador, un incrédulo. Solamente hay dos cosas: ¡O Ud. es un creyente o un incrédulo!

Ahora, fíjense aquí, para hacer esto más real ahora. Yo tuve una visión que siempre me había molestado. Hace años yo solía mirar eso, y decía: “¡Oh, si un hombre, una vez que recibe el Espíritu Santo, y después se resbala, él estará perdido para siempre!” Yo no podía poner esta otra, para hacer sentido con esto.

Yo dije: “Entonces, ¿por qué la Biblia dice que ‘él que oye Mis Palabras y cree en el que me envió tiene Vida Eterna (Eterna) y nunca vendrá al juicio, sino que ha pasado de muerte a Vida. Todo lo que el Padre me ha dado, vendrá a Mí, y ninguno de ellos está perdido, los resucitaré en los postreros días. Ningún hombre me los arrebatará de Mi mano’?” ¿Por qué es que no concuerda con ésta? Yo no lo podía entender. “Es imposible para aquellos quienes fueron una vez iluminados...” Yo pensé: “Hay algo mal, simplemente no puedo entenderlo”.

Y fui a una reunioncita Pentecostal hace años; no hay uno que quede en la iglesia, creo yo, en esta noche, que se acuerde. Hace años, esto fue como en el tiempo cuando el tabernáculo fue construido...A menos que fuera el Hermano Graham allá atrás, o alguien. Yo no sé si uno de Uds. estaba aquí primero, o no. El Hermano Sy, el Hermano Mahoney, creo que estaban. Sí, poco antes que me casara.

Ese don en operación, yo tenía miedo. Ellos me dijeron que era del diablo. Yo no sabía hasta que el Angel del Señor me dijo.

Yo fui a Mishawaka, y me senté en esa reunión, y yo nunca había oído tanto grito y lloro y alabanza a Dios. Yo pensé: “Hermano, esto es el Cielo”. ¡Y oh, cómo corrían de arriba hacia abajo!

Ellos tenían que tenerla en el norte, debido a la segregación. Los negros y los blancos estaban juntos. La P.A. de W y la P.A. de J.C. se habían verdaderamente unido y llegaron a ser la Pentecostal Unida. ¡Pero qué avivamiento estaban teniendo allí en el tabernáculo del Hermano Rowe, en Mishawaka! Y yo una persona un poco curiosa, sentado en los asientos de atrás, estaba observando todo esto. Yo nunca había visto estas cosas antes.

Había un hombre sentado allí. Yo nunca he dicho esto antes en público. Estaba un hombre sentado a un lado y otro hombre sentado al otro, y uno hablaba en lenguas, y el otro lo interpretaba. Y ellos decían diferentes cosas que iban a suceder. Entonces, éste hablaba en lenguas, y éste otro interpretaba. Yo pensé: “¡Caray! ¿No es eso maravilloso?” Yo pensé: “¡Cuán glorioso! ¡Esos deben de ser Angeles que descendieron en forma de hombre!”

Dios en Nosotros

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Dejanos un comentario




Top