Mensaje de la Hora

William Marrion Branham Profeta y Mensajero

Noticias Branham

Secciones Branham

Mensajes Mp3 William Branham

Mensajes PDF William Branham

Videos William Branham

Testimonios

Hebreos, Capítulo Dos 1 William Marrion Branham

Hebreos, Capítulo Dos 1 PDF - William Marrion Branham

 57-0825M

Cita del Mensaje de William Marrion Branham:
Regresamos a José y nos dimos cuenta que él tipificó perfectamente a Cristo. Regresamos a Moisés y encontramos que él tipificó perfecamente a Cristo. Luego llegamos a David también. Y cuando David fue rechazado en Jerusalén, no sabiendo porqué, pero subió el monte y miró hacia atrás en el Monte de los Olivos, y lloró por Jerusalén porque él fue rechazado. Ochocientos años a partir de entonces, el Hijo de David fue rechazado como Rey en Jerusalén, y se sentó en el mismo monte y lloró. ¡Oh, el Espíritu de Cristo, lidiando con individuos!

Ahora, Pablo empezó a decir: Por lo tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído,...

El segundo capítulo ahora, estamos empezando. Por lo tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos.

¡Oh, qué Dios remache eso en este tabernáculo en esta mañana! Yo le pido al Espíritu Santo que eso penetre muy dentro de sus corazones. Es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído. ¿Qué tipo de gente deberíamos de ser cuando vemos al gran Jehová descender y hacer las cosas que El hace, y verlas que son la Verdad al comparar Escritura tras Escritura? Y a veces nos sentamos sin ninguna expresión, y tan despreocupados. ¡Debemos de estar ocupados cada minuto, tratando de traer gente para Cristo! ¡Debemos de ser piedras vivientes! Nunca deberíamos de ser perezosos como lo somos. Vamos a la iglesia y vemos al Señor Jesús hacer algo, o-o bendecirnos de tal manera, y entonces salimos y decimos: Muy buen servicio.

Ahora, la predicación de la Palabra, la disfrutamos. Pero eso no es la cosa principal. Eso no es...No deberíamos de adorar al Señor solamente después que terminemos de predicar la Palabra como generalmente lo hacemos; sólo adorarlo a El. Eso es maravilloso. Pero deberíamos adorarlo cada hora de nuestra vida. Cuando estemos en el trabajo deberíamos de adorarlo. Cada vez que la oportunidad se presenta, adoren al Señor, testificando de El. Si Uds. ven...Alguna de Uds. damas ven a una mujer en el error, adoren al Señor acercándose a ella y diciéndole: HErmana, hay una vida mejor que esta.

Uds. hombres en su trabajo, cuando Uds. oyen a un hombre usando el Nombre del Señor en vano, tomen una oportunidad aparte, y vayan y tómenlo de la mano y díganle: Ud....Hay una vida mejor que esta. Ud. no debería de usar esas palabras. Y díganle a él en una forma mansa y bondadosa. Todas esas cosas son una adoración. Y cuando vemos a alguien enfermo y el doctor dice que no hay nada más que pueda hacerse, nosotros deberíamos de adorar al Señor diciéndole a él que hay un Dios del Cielo que puede contestar la oración.

Dios en Nosotros

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Dejanos un comentario




Top