Mensaje de la Hora

William Marrion Branham Profeta y Mensajero

Noticias Branham

Secciones Branham

Mensajes Mp3 William Branham

Mensajes PDF William Branham

Videos William Branham

Testimonios

Conferencia Con Dios William Branham

Conferencia Con Dios MP3 - William Marrion Branham

59-1220

Cita del Mensaje de William Marrion Branham:
Hattie sentada allá atrás, la señora. El otro día cuando este nuevo ministerio, el cual yo confío que vendrá en esta mañana... Y todos Uds. han oído tocante a ello. Y cuando estábamos sentados (y hay aquí mismo ahora cuando menos ocho o diez que estaban allí presentes en esa ocasión), y cuando el Espíritu Santo se volvió a esa mujer, y le dijo a ella que pidiera todo lo que ella deseara, y le sería dado a ella, ¿creen Uds. que yo hubiera dicho eso? Si pudiera, yo lo dijera ahorita mismo. Pero yo no pudiera decir eso. Y yo temblé; estaba tan débil. El Hermano Banks Wood (parado allí) estaba sentado a mi lado. Y el sudor corría de mis manos, y yo estaba tan débil, al grado que me levanté y me salí de la casa. Me asustó mucho. Pero la mujer pidió por una de las cosas más grandes que cualquiera pudiera pedir, y la recibió. ¿Ven?, Ese fue Dios. Ese no fue un hombre. El hombre no puede hacer esas cosas.
Jesús le dijo a la higuera: "Nadie coma de ti".

Y los discípulos, al día siguiente... ¡Cuán rápido empezó a obrar allí mismo! Al día siguiente, había empezado a secarse. Y ellos dijeron: "Mira, cuán rápido la higuera se ha secado".

Y El dijo: "Tened fe en Dios. Porque de cierto te digo, si tú (no si Yo, pero si tú, cualquiera) dices a este monte: ‘Quítate', y no dudas, sino que crees que lo que has dicho sucederá, lo que tú has dicho te será hecho".

Ese es Dios en Ud. ¿Ve? ¿Quién pudiera quitar un monte sino Dios? ¿Quién pudiera traer cosas a suceder de esa manera, sino Dios? Así que, ¿ven Uds.?, más allá de toda controversia, Dios está en Su pueblo. Deberíamos entonces respetarnos los unos a los otros. Deberíamos amarnos los unos a los otros. Más allá de nuestras barreras denominacionales, deberíamos amarnos los unos a los otros de todas maneras, no importa si no podemos estar de acuerdo.

Quizás los apóstoles no podían estar de acuerdo. Ellos querían saber quién iba a ser el más grande, y muchas cosas. Juan, Marcos, y–y Pablo allí, ellos tenían un... Pedro y Pablo tuvieron un desacuerdo. Pero las cadenas de amor... Eso es por lo que estamos tratando de contender hoy. A todos nosotros, los Metodistas, Bautistas, Presbiterianos, Luteranos, o lo que sea, todos estamos juntos como una unidad Cristiana. Estamos ahora tratando de ser llenos con el Espíritu para movernos hacia arriba, más cerca de Dios. Esa es la visión.

Ahora, ¿tienen Isaías 1? Empecemos con el versículo 14. Y voy a tomar un texto, si el Señor lo permite, del versículo 18, para sacar mi contexto.
Vuestras lunas nuevas y vuestras fiestas solemnes las tiene aborrecidas mi alma; me son gravosas; cansado estoy de soportarlas.
Cuando extendáis vuestras manos, yo esconderé de vosotros mis ojos; asimismo cuando multipliquéis la oración, yo no oiré; llenas están de sangre vuestras manos.
Lavaos y limpiaos; quitad... iniquidad–iniquidad de vuestras obras de delante de mis ojos; dejad de hacer lo malo;
aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda. [El Hermano Branham dice: "Viudas"–Trad.].
Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.
Si quisiereis y oyereis, comeréis el bien de la tierra;
si no quisiereis y fuereis rebeldes, seréis consumidos a espada; porque la boca de Jehová lo ha dicho.

Como Uds. saben, últimamente hemos oído tanto tocante a conferencias, personas reuniéndose. De eso está hablando Dios aquí, una conferencia con Su pueblo: "Venid, y estemos a cuenta". Eso es lo que hemos estado haciendo los últimos días. Y tanto más que la nación está... y los asuntos nacionales hoy están basados sobre conferencias.

Hace algún tiempo aquí, lo puedo recordar muy bien, y muchas personas pueden recordar de la Conferencia de los Cuatro Grandes. Ellos juntaron a cuatro de los grandes líderes del mundo, los del mundo que aman la paz, y tuvieron una conferencia. Y en esta conferencia ellos trataron de decidir qué sería lo mejor que se pudiera hacer.

Y luego tuvimos recientemente la Conferencia de Ginebra. En donde en Ginebra, las personas del mundo amantes de la paz, ellas mismas se reunieron para preguntar al respecto, y consultar uno con el otro respecto a la paz del mundo. Esa fue llamada la Conferencia de Ginebra.

Luego, si no estoy equivocado, ellos tuvieron una–una Conferencia de París, aquí no... hace algún tiempo. Y todos ellos se reunieron en París para discutir los problemas y para tratar de traer una paz.

Y ahora, nuestro amable Presidente Dwight Eisenhower está visitando el mundo libre. Los periódicos están llenos de ello, y el radio, de las pláticas del Sr. Eisenhower con la gente libre del mundo. Es conferencia tras conferencia como él está tratando de–de lograrlo. Y la... Ellos lo dicen en los periódicos de cómo él es–él es bienvenido en tantos lugares, y cómo ellos cantan el himno americano, o levantan la bandera, o mejor dicho, izan la bandera, cuando él llega. Y–y las diferentes personas le dan a él regalos y demás. Son las personas de naciones que aman la paz.

Y yo pienso que deberíamos orar por el Sr. Eisenhower, mientras ellos están poniendo todos sus esfuerzos para tratar de mantener este país en el lugar en donde podamos tener reuniones como ésta, para ser libres.

América, con todo su pecado y con todo su problema, todavía es la mejor que el mundo tiene. Yo creo eso. Y Dios la ayude que sea de esa manera, y que siempre permanezca de esa manera, porque tenemos algunos principios muy queridos que... Esta tierra ha estado bañada en sangre para mantener esos principios.

Así que yo pienso que deberíamos orar todo el tiempo que Dios sea con el Sr. Eisenhower. Es anciano, y su salud no está muy buena, y–y el hombre en su posición social, y dando discursos, y haciendo lo mejor que puede... Aun si Ud. no está de acuerdo con él en la política, ore por él ahora. Es su nación la que está en juego.

¿Para qué se llevan a cabo las conferencias? ¿Cuál es la razón para estas conferencias? Tiene que haber una razón, o ellos no tendrían estas conferencias. Ellos tienen que llegar a una cierta decisión de lo que ellos van a hacer. Para eso es una conferencia, es para hacer una decisión. Los hombres en un lugar, y en otro lugar, y diferentes mentes, y cositas se levantan aquí, y algo acá, y allá, entonces ellos tienen que reunirse y llevar a cabo una conferencia, y luego hacer una decisión de lo que van a hacer al respecto. Y esa es la razón que ellas se llevan a cabo.

Y luego, después de la decisión, o que la conferencia es establecida, ellos tienen que tener un cierto lugar para tener esa conferencia. Y si Uds. se fijan, ellos siempre tratan de encontrar algún lugar hermoso. Yo he estado en Ginebra en donde fue la Conferencia de Ginebra, y en París, y–y en diferentes lugares en donde las conferencias se han llevado a cabo. Yo he ido al edificio de la O.N.U. Y oh, es hermoso, especialmente en Ginebra. Y luego allí adentro, ellos... Yo creo que ellos tratan de seleccionar esos lugares para que la atracción... Hay algo que... Si es pacífico, y–y atractivo, parece que tiene efecto en el espíritu humano. Yo creo que eso es verdad.

Muchas veces, para mí mismo, el subir una montaña, observar el atardecer, o... sencillamente me estremece de emoción. Y parece como que todas mis diferencias se resuelven. Un lugar–un lugar, un lugar selecto es en donde esta conferencia debe llevarse a cabo. Y luego, tiene que haber decisiones que tienen que ser hechas.

Y luego, otro pensamiento que yo quiero que Uds. capten de una conferencia, es esto: que ellos nunca tienen una conferencia a menos que haya una necesidad crucial. Es en un–un momento muy intenso cuando las cons-... conferencias se llevan a cabo.

En el tiempo de la reunión de los Cuatro Grandes, fue una conferencia debido a que la segunda guerra mundial casi estaba saliéndose fuera de control. Y ellos tuvieron que reunirse y poner junta toda su estrategia, e idear algo. El Sr. Churchill y el Sr. Roosevelt, y los otros, tratando de poner sus mentes juntas, para juntarlas, para encontrar qué era lo mejor, porque era un momento crucial. Fue un tiempo cuando todo el mundo libre podía haber explotado. Y Hitler hoy hubiera sido dictador del mundo. Entonces nosotros no hubiéramos tenido esta reunión hoy.

Esa es la razón que las conferencias se llevan a cabo, y el... y la razón que ellos las ponen en lugares seleccionados, y–y la razón que ellos tienen que tenerlas. Y si–si... Somos forzados a una conferencia. De esa manera ellos se reúnen. Y esas han sido grandes conferencias; no hay duda en mi mente. Y el tiempo no me permitiría, mi voz, de continuar y hablar de las otras grandes conferencias por todas las edades de las cuales yo he leído, como la de los días de Faraón, y demás. Pero las grandes conferencias de este sistema mundial se han llevado a cabo.

Y luego Dios ha llevado a cabo algunas grandes conferencias. Llegó un momento en la gran economía de Dios, en el cual tuvo que llevarse a cabo una conferencia. Y la primera que yo puedo recordar, de esta tierra, fue en el huerto del Edén, cuando los Angeles de Dios regresaron a Casa llorando, diciendo: "Tú hijo ha caído. El ha pecado, y ha quebrantado Tus mandamientos". Algo tenía que hacerse. La criatura de Dios había caído de la gracia, y estaba sujeta a separación eterna de la Presencia de su Dios y su Hacedor.

Fue un momento crucial, pues el Rey del Cielo había dicho: "El día que de él comieres, ese día morirás". Y poniendo Su confianza en Su hijo, Su hijo había quebrantado Su mandamiento. Tenía que hacerse algo. Fue Su creación. Fue la obra de Su propia mano. Fue el amor de Su corazón, la niñeta de Su ojo. Algo debía hacerse. Así que se tuvo que llamar a una conferencia.

Dios en Nosotros

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Dejanos un comentario




Top