Mensaje de la Hora

William Marrion Branham Profeta y Mensajero

Noticias Branham

Secciones Branham

Mensajes Mp3 William Branham

Mensajes PDF William Branham

Videos William Branham

Testimonios

Espíritus Seductores PDF

 Espíritus Seductores PDF - William Marrion Branham 

SPN 55-0724
Y yo–yo quiero hablar sobre Espíritus Seductores, lo cual realmente sería titulado Demonología. Uds. oyen tanto acerca de demonios, en estos días, pero Uds. oyen tan poquito acerca de cómo deshacernos de ellos. Todos estamos–estamos conscientes que hay diablos, pero, la siguiente cosa es, cómo deshacernos de esa cosa. Y ahora hay...Teniendo, por la gracia de Dios, mucha oportunidad de lidiar con estas cosas llamados demonios y los encontramos en la plataforma y en la vida diaria, y bueno, me gustaría mirar en la Escritura en esta mañana y sólo investigar qué son estas cosas.

Ahora, lo hemos aplicado en un servicio de sanidad, siempre en el lado de sanidad. Cáncer, tumor, catarata, tuberculosis, todas esas cosas no son cosas naturales, son sobrenaturales y son demonios. La Escritura claramente vindica eso. Pero ésos son demonios en el cuerpo, con crecimientos, como el cáncer, que tiene vida en él, y la vida de eso es un demonio. El crecimiento de una catarata, la diseminación de la tuberculosis, y otras enfermedades, son demonios. Eso es en la forma física.

Ahora, en esta mañana vamos a hablar–hablar de demonios en la forma espiritual, en el alma. Ellos están en el alma igual como están en el cuerpo. Y admitimos que los vemos en el cuerpo de la gente, tales como cánceres y–y diferentes enfermedades que están en el cuerpo humano.

Apenas recientemente, aun el cáncer ha sido declarado ser una enfermedad de la cuarta dimensión, que está en otra dimensión. Seguro, es demonología. Toda enfermedad es una enfermedad de la cuarta dimensión, el principio de eso.

Ahora, pero hay cáncer en el cuerpo o cáncer en el alma; el demonio puede entrar en cualquiera de los dos lugares. Ahora, hay muchas personas con pensamientos buenos, en muchas ocasiones que...y personas buenas quienes tratan muchas veces de–de descansar sobre alguna pequeña teología que ellos tienen, o algo que se les ha enseñado desde niños, y todavía encuentran que dentro de su ser, dentro de su alma, que todavía tienen algo que no está bien. Uds., muchos aquí en esta mañana, no hay duda que dondequiera que uno encuentra Cristianos reunidos, uno encuentra personas que tienen esos espíritus en ellos, que ellos...Es algo indeseable. Ellos no los quieren. Ellos dicen: “¡Oh, si yo tan sólo pudiera dejar de mentir! ¡Si yo tan sólo pudiera dejar de codiciar! ¡Si yo tan sólo pudiera dejar esto o aquello!” Ahora, ésos son diablos. Y ahora ellos vienen en forma de religión, muchas veces. (Pero siendo que es escuela dominical, es un tiempo de enseñanza, así que miremos sobre esto.) Ahora, ellos vienen en la forma de religión, muchas veces.

Ahora, en la Escritura, una vez, había un hombre llamado Josafat, un gran hombre, un hombre religioso. Y él fue adonde otro rey el cual era el rey de–de Israel. Y él, Josafat, era el rey de Judá. Y él fue adonde Acab, el rey de Israel, y todos ellos se unieron, e hicieron una alianza el uno con el otro, para ir a pelear a Ramot de Galaad. Y lo hicieron sin primero orar.

¡Oh, si la gente solamente se diera cuenta! Por eso yo vengo en esta mañana y les pido que me recuerden mientras voy a ultramar. ¡Oren por todo!
Alguien vino el otro día y dijo: “Hermano Branham, ¿piensa Ud. que es incorrecto hacer cierta cosa?”

Yo dije: “¿Por qué tiene pregunta al respecto?” ¿Ven? Si hay una pregunta en su mente, déjelo en paz, no lo haga en lo absoluto. Sólo quédese con eso. Cuando Uds. comiencen a hacer algo y si hay una pregunta, ya sea si está bien o mal, apártese de eso. No entre en eso en lo absoluto, entonces Uds. saben que están correctos.

Ahora, todas las cosas debieran ser consideradas con mucha oración, primero. “Buscad primeramente el Reino de Dios y Su justicia, y todas estas otras cosas serán añadidas”. Yo estoy completamente seguro esta mañana, que si hombres y mujeres solamente pudieran entrar en la posición en donde su alma, su pensamiento, su actitud, fuera perfecta en los ojos de Dios, esa sería una de las más poderosas iglesias que alguna vez haya existido.

Miren sólo por unos cuantos momentos en lo físico. Ahora, nosotros tenemos por mucho tiempo, lo hemos tenido por años, tenemos lo que llamamos un “detector de mentiras”. Ud. se lo puede poner en su muñeca, colocarlo en su–en su cabeza, y Ud. puede entrar allí y tratar lo mejor para hacer que una mentira suene como la verdad, y registrará negativo cada vez, porque el humano no fue hecho para mentir. La mentira es un engaño, una cosa dura, una cosa mala. Yo preferiría tener a un borracho conmigo, cualquier día, que a un mentiroso. ¿Ven?, ¡un mentiroso! Y su cuerpo no fue hecho para mentir. No importa cuán pecaminoso sea Ud., Ud. sin embargo es un hijo caído de Dios. La persona más pecaminosa hoy en esta ciudad, Dios no intentó que Ud. fuera pecaminoso. El quería que Ud. fuera un hijo o una hija de El. Ud. es hecho a Su propia hechura. Pero el pecado ha causado que Ud. haga eso. Y no importa cuánto Ud. trate de imitar y trate de hacer que una mentira parezca bien, ellos tienen un instrumento científico que prueba que está mal. Ud. puede decirla con toda la inocencia que quiera, pero ella sin embargo lo registra negativo; porque hay una subconsciencia en el ser humano, y esa subconsciencia sabe lo que es la verdad. Y no importa lo que Ud. está diciendo aquí, esa subconsciencia sabe que es una mentira, y lo registrará de la subconsciencia.

Dios en Nosotros

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Dejanos un comentario




Top