Mensaje de la Hora

William Marrion Branham Profeta y Mensajero

Noticias Branham

Secciones Branham

Mensajes Mp3 William Branham

Mensajes PDF William Branham

Videos William Branham

Testimonios

Contendiendo Por La Fe PDF

 Contendiendo Por La Fe PDF - William Marrion Branham 

SPN 56-0200
 Pablo estaba aquí en la atmósfera natural con su doctorado de Filosofía. ¿Ven? El no sabía... El tenía una fe intelectual, pero él no tenía una fe Divina. Hay mucha diferencia en que uno tenga una fe intelectual a que tenga una fe Divina. Ahí es en donde Uds., mis amigos Bautistas, fallan en seguir. Uds. reciben la fe intelectual por medio de eso, pero debe ser una revelación Divina de Jesucristo para Uds. que les saca el pecado del corazón. La fe intelectual no es suficiente. Eso está bien, pero eso únicamente los trae a Uds. al Espíritu Santo. El Espíritu Santo es una experiencia personal del nacimiento, el nuevo nacimiento, de regeneración, haciendo una nueva criatura en Cristo.

    Fíjense, Pablo se subió en su caballo, y se fue a Damasco con algunas cartas del sumo sacerdote, dijo: "Yo arrestaré a cada uno de esos herejes. Yo los traeré".

    Miren como el Evangelio se esparció. No se quedó quieto como está hoy. Hermano, cuando ellos vieron las obras de Dios hechas por esos apóstoles, se fueron. Ellos verdaderamente estaban en fuego. Ellos estaban haciendo algo. Probablemente el avivamiento de Felipe produjo una cosa grande.

    Y cuando Pablo iba allá en su camino a Damasco, de Samaria a Damasco, Dios ya había llamado a un hombre, y lo había llenado a él con el Espíritu Santo, y le había dado el don de discernimiento. Y su nombre era Ananías.

    Así que Pablo en su camino hacia allá... esa es la fe que ha sido una vez dada a los santos. Pablo en su camino hacia allá, trotando en su caballo grande, sólo un fanfarrón, con grandes amenazas. "Yo quisiera llegar al gran...?... Yo–yo me encargaré de ellos. Yo pararé todo ese ruido y esas visiones y eso, todo eso de profetizar. Yo le pondré un–yo le pondré un fin a ello".

Y en ese momento, la Columna de Fuego que guió a los hijos de Israel, no le apareció enfrente de él, sino que lo golpeó en la cara y lo tumbó de su caballo. Amén. Empezó a dar vueltas alrededor, él miró hacia arriba, y estaba tan brillante alrededor de él... La misma Columna de Fuego, una Luz que brilló hacia abajo más fuerte que el sol en su... en medio de su calor. Pablo meneó su cabeza.

    El dijo: "Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?"

    Dijo: "Señor, ¿quién es al que yo estoy persiguiendo?" ¡Qué diferencia!

    Dios dijo: "Ahora, ¿ven Uds. lo que Yo le voy a hacer a él? Yo voy a hacer... Yo voy a hacer un vaso de él; Yo lo haré que me sirva". Dios tiene una manera de hacer las cosas, Uds. saben.

    Así que El dijo: "Ahora, levántate, pónte de pie y ve a la calle llamada Derecha". Ese es un buen lugar a donde llevar a un nuevo convertido. Y... Dijo: "Ve a Damasco y... calle llamada Derecha".

    Ahora, yo puedo imaginarme a Pablo entrar allí a alguna parte, y decir: "Señora, ¡oh, me duele la cabeza! ¡Mis ojos!, con dificultad puedo ver una lucecita. Y estoy en un gran aprieto". Tomó una pequeña habitación, y la rentó allá en el hotel, y se metió allí. Y todo el día él oró, diciendo: "Señor Jesús, yo destrozaré estas cartas que Ananías me dio. Yo–yo no quiero saber más de ellas. Yo quiero saber más de Ti, Señor".

Dios en Nosotros

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Dejanos un comentario




Top