Mensaje de la Hora

William Marrion Branham Profeta y Mensajero

Pan Diario - Pan de Vida

Secciones Branham

Mensajes Mp3 William Branham

Mensajes PDF William Branham

Pregunta del Día William Branham

Noticias

Cuándo aparecen los impostores o personificadores - William Marrion Branham Mensajes

¿Cuándo aparecen los impostores o personificadores?

65-0725M  Los.Ungidos.En.El.Tiempo.Del.Fin  Jeffersonville.IN  V-5 N-3  Domingo    
       
136 Pero observen a estos que salieron. Jannes y Jambres salieron ante Moisés, públicamente allí delante del pueblo, y obraron todo milagro igual que Moisés. “Engañarán a los propios Escogidos si fuere posible”. ¿No es cierto? Obraron las mismas cosas que hizo Moisés. ¿Lo captan? Ahora recuerden, es ASI DICE LA ESCRITURA, que esto se repetirá nuevamente en los últimos días.
   
¿Cuál era la diferencia entre Moisés y Jambres?
Moisés dijo: “Que entre sangre al agua”.
Y estos profetas falsos dijeron: “Seguro, nosotros también pondremos sangre en el agua”. Y así ocurrió.
    
137 Así que Moisés dijo: “Que vengan pulgas”. ¿De dónde lo recibía? Directamente de Dios. ¿Ven?
    
¿Y qué hizo él? Dijo: “Pues, seguro, nosotros también podemos traer pulgas”. Y lo hicieron. Cualquier milagro que Moisés podía obrar, ellos también podían obrarlo.
    
Recuerden, manténganlo en mente, llegaremos a eso dentro de un momento. Ellos pueden hacer cualquier cosa igual que los demás; pero no pueden permanecer con la Palabra. Ellos no pueden permanecer con la Palabra.
       
138 Ahora fíjense, ellos lo hicieron. No obstante Moisés, el verdadero profeta enviado de Dios, comisionado por Dios, él no discutió con ellos, diciendo: “¡Epa, Uds. no pueden hacer eso! Uds. no pueden...” Simplemente los dejó tranquilos, los dejó que siguieran. Ellos eran profetas organizacionales, “pero sigan adelante”.
    
Moisés sencillamente continuó adelante, escuchando a Dios. Lo que Dios dijera: “Ahora, haz esto”, Moisés iba y lo hacía. El hacía algo nuevo. Cuando lo hacía, cada uno de ellos tenía una sensación o algo, y allí venían. Ellos también lo hacían, exactamente igual que Moisés.

139 Ahora noten. Estos sujetos aparecieron...¡Oh gente, no se les vaya a escapar esto! Estos impostores, personificadores, aparecieron después de haber venido primero el verdadero. ¿Ven? Ellos vinieron a personificar. ¿Ven? Ellos tenían que hacerlo así. El diablo no puede crear nada; él solamente es un pervertidor de lo original.
    
¿Y qué es pecado? Es justicia pervertida. ¿Qué es adulterio? El acto correcto, pervertido. ¿Qué es una mentira? La verdad mal representada. ¡Una perversión!
    
Fíjense en Ananías, una perversión de la Palabra original. Fíjense en Balaam, una perversión de la Palabra original. Fíjense en Sedequías, una perversión de la Palabra original.
    
Y la Biblia dice que estos individuos aparecerían después para pervertir la Palabra original, vindicada y probada la Verdad.

140 “Haz la obra de evangelista”, allí en aquella esquina, “cumple tu ministerio; porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana Doctrina, sino que tras sus propias concupiscencias, se amontonarán maestros, teniendo comezón de oír; y harán lo que les plazca, y: ‘Eso no importa nosotros tenemos las mismas señales y maravillas’. Y serán desviados de la Verdad, y serán traídos a las fábulas, a dogmas”.
 
141 ¡Oh, la conciencia a través del Espíritu Santo, el asombro que impacta el alma del hombre, cuando él se detiene a pensar qué tan real y claro está eso allí mismo ante nosotros! Remuevan allí esa piedra angular, y lean el papel que fue metido allí, hace treinta y tres años. Vean lo que El dijo allá en—en la calle Séptima, aquella mañana cuando esta piedra angular fue colocada. Ahora fíjense bien. Fíjense por acá en el río, cuando el Angel del Señor bajó en la forma de Columna de Fuego, cientas de iglesias o personas de la iglesia, parados por las orillas; y lo que El dijo, vean si no se ha cumplido. Vean lo que ha sucedido.
    
Es tan difícil. Yo sé hermanos, que parece ser muy difícil. Pero es...la Biblia dijo, Jesús mismo dijo: “Engañarían a los propios Escogidos, si fuere posible”. No hay manera de darle la vuelta; ellos nunca lo podrán ver. Si fuere posible, los propios Escogidos serían engañados por eso.
       
142 Fíjense, estas personas aparecieron después que el verdadero ungido de Dios fue enviado: Su verdadero profeta, Moisés. Y cuando Moisés hacía algo, ellos lo personificaban.

Dios en Nosotros

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Dejanos un comentario




Top