Mensaje de la Hora

William Marrion Branham Profeta y Mensajero

Noticias Branham

Secciones Branham

Mensajes Mp3 William Branham

Mensajes PDF William Branham

Videos William Branham

Testimonios

Una Liberación Total William Marrion Branham

Una Liberación Total PDF - William Marrion Branham

59-0712

Cita del Mensaje de William Marrion Branham:
Ahora, Moisés, cuando fue llamado por Dios, él era completa y absolutamente un profeta. Cuando Dios envía a un hombre para hacer alguna cosa, El completamente lo equipa con todo lo que él necesita. Si Dios llama a un hombre para ser un predicador, El pone algo en él con qué predicar. Si lo llama para ser un maestro, El pone algo en él con qué enseñar. Si lo llama para que sea un profeta, El pone algo en él para ver visiones y para ser un profeta. Dios siempre equipa a su hombre completamente. Y eso es exactamente lo que El hizo cuando envió a Moisés a Egipto. El lo crió de una cierta forma, y lo educó de una cierta forma, y lo moldeó y lo hizo y lo formó. Después que El le prometió a Abraham, cientos de años antes, que El libraría al pueblo, entonces El tuvo en Su mente que El haría a Moisés exactamente de la manera que Moisés fue hecho. Moisés era un profeta completo. Y entonces siendo un profeta completo...

Entonces es igualmente con uno, si uno es cristiano. Dios no hace cristianos a medias; Dios hace cristianos completos. Dios no hace predicadores a medias, pero el predicador puede ser uno a medias. Y Dios hace a Sus hijos cristianos, pero a veces ellos son cristianos a medias. Pero no es la intención de Dios que ellos sean de esa manera. Son sus propias maneras que se mezclaron con el plan de Dios para su vida, y eso es lo que los hace a ellos ser de la manera que son. Dios no quiere que ellos sean cristianos a medias o predicadores a medias, comprometiéndose en cualquier lado, o... El quiere que ellos completamente se paren en la brecha.

Ahora, Moisés, Dios lo había hecho un profeta completo para una liberación completa. Y Moisés estaba completamente rendido en las manos de Dios. Esa es la razón que lo hizo ser lo que él era. El estaba tan completo en Dios hasta que Dios podía confiar en él.

Yo me pregunto esta mañana, como cristianos, si hemos rendido nuestra propia voluntad, y nos hemos rendido completamente a Dios, al punto que Dios pueda confiar en nosotros... en el lugar en el cual El nos ha puesto. Me pregunto esta mañana, de mí mismo, si yo pudiese estar tan rendido a Dios al punto que Dios pudiera confiar en mí, pudiera confiar en el Hermano Neville, pudiera confiar en nuestro consejo de síndicos, en nuestro consejo de diáconos, o en nuestros miembros de nuestra iglesia. Todos nosotros tenemos un lugar y tenemos un deber.

El ministro tiene la obligación de pararse y predicar las inescrutables riquezas de Cristo sin comprometerse, si ha sido llamado para ser un predicador. El no le perdonaría ninguna cosa a ninguna persona si es llamado para ser un predicador.

Y el miembro de la iglesia, él ha sido llamado para ser miembro de este cierto grupo, entonces él no se comprometería. Si la iglesia cree que nosotros no debiéramos apostar, entonces ese miembro nunca debiera tocar las barajas. Si nosotros no creemos en beber, él debiera apartarse completamente de la bebida. Si no creemos en apostar o fumar, el miembro de esta iglesia nunca debiera tocar tal cosa. Dios da total liberación. Cuando nosotros... El lo hará si nosotros mismos nos rendimos completamente a El. Si nosotros mismos nos entregamos completamente en Su mano, entonces Dios puede vivir en nosotros, Cristo, la esperanza de gloria. El mismo puede reflejarse desde nosotros a medida que nosotros nos hacemos a un lado; luego nuestros pensamientos son Sus pensamientos. ¿Pueden imaginarse a Cristo fumando un cigarro? ¿Pueden imaginarse a Cristo bebiendo o jugando cartas? Entonces si el espíritu suyo es parte de Su Espíritu, El quiere que sea de acuerdo a su confesión. Pero Uds. permiten al diablo que entre y tome control, y siempre en su corazón, muy profundamente, Uds. saben que andan mal cuando hacen esas cosas. Y si un miembro hablara mal de otro miembro, Uds. saben que eso es incorrecto. Se les ha mandado que oren unos por otros, no que hablen mal unos de los otros, sino que se amen unos a otros. Y si alguien ha caído, levantémoslo; ayudémoslo. Ahora, eso nos hace un–un–un grupo unificado de creyentes. Ahora, cuando nosotros no obedecemos eso, entonces no obedecemos a Dios y lo desagradamos. Y por lo tanto, nuestra iglesia, nuestra gente no puede prosperar, la iglesia no puede avanzar por cuanto estamos desunidos. Como dijo Jesús: “Un poco de levadura leuda la masa”.

Dios en Nosotros

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Dejanos un comentario




Top