Mensaje de la Hora

William Marrion Branham Profeta y Mensajero

Noticias Branham

Secciones Branham

Mensajes Mp3 William Branham

Mensajes PDF William Branham

Videos William Branham

Testimonios

La Palabra Inmutable De Dios William Marrion Branham

La Palabra Inmutable De Dios MP3 - William Marrion Branham

60-0724

Cita del Mensaje de William Marrion Branham:

Dios guarda Su Palabra; ¡es inmutable! Si esta iglesia Pentecostal rehúsa alabar a Dios, Dios puede levantar Metodistas, Bautistas, o algo más para adorarle a El. Si la iglesia Pentecostal rechaza el Mensaje de Dios, Dios puede tomar Católicos, ateos, infieles, o cualquier otro, y levantarlos para hacerse un Nombre para El mismo. Y la Palabra de Dios será cumplida. Habrá tiempos cuando el Espíritu será derramado desde lo alto. “Habrá... Jóvenes verán visiones; ancianos soñarán sueños; sobre Mis siervas y siervos derramaré de Mi Espíritu. Mostraré señales arriba en el cielo. Y todas estas cosas que han sido habladas se cumplirán”. Dios así lo dijo. ¡Amén!

Si Uds. quieren tener apariencia de piedad y negar el poder, ¡háganlo!; eso es el cumplimiento de las Escrituras. Pero Dios dijo: “Estas señales seguirán a los que creen: En Mi Nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos y sanarán”. ¡Alguien, alguien lo va a hacer! La Palabra de Dios es inmutable. Eso es correcto. “Mi Palabra será cumplida, porque Yo soy Gabriel, que estoy delante de la Presencia de Dios; pero tú quedarás mudo y ya no podrás hablar más, porque tú has dudado. Y no podrás hablar hasta el día que nazca el bebé”.

Y entonces, este Angel sabía tocante a eso; el mismo Angel seis meses después fue enviado a la pequeña María, y le dijo a ella tocante a ello, seis meses después. Ahora, la pequeña María dijo... Miren, ella nunca dijo... lo cuestionó a El; ella sencillamente dijo: “¿Cómo será esto, pues no conozco varón?” El dijo: “El Espíritu Santo te cubrirá con Su sombra (¡Oh!, me gusta eso). El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y concebirás en tu vientre y darás a luz un Hijo sin conocer hombre. Pero este Hijo será el Hijo de Dios, y El salvará a Su pueblo de sus pecados. Y El tomará el Trono de Su Padre, David, y reinará por los siglos de los siglos, y la paz nunca cesará”. ¡Hablando de paz! Ellos dicen: “Bueno, El era el Príncipe de Paz”. Sí, y todo hombre que lo acepta a El tiene paz Eterna en su corazón.

El mundo pueda que esté en guerra, y pueda que haya guerras y rumores de ello; El nunca dijo que el mundo tendría paz. Los reinos de este mundo pertenecen al diablo. Cada uno de ellos está controlado por el diablo. La Biblia dice que este Estados Unidos y todo el resto del mundo está controlado por el diablo. Esa es la razón que peleamos y seguimos adelante. Pero cuando Jesús venga y se siente en el Trono de Su Padre, David, la paz perfecta reinará en cada corazón. ¡Oh, Dios, que llegue ese Día! Cuando satanás lo llevó arriba y le dijo: “Si eres Hijo de Dios, haz esto. Y si Tú...” Lo llevó para mostrarle los reinos del mundo, y todos los reinos que habría; dijo: “Son míos; yo hago con ellos lo que quiero. Yo te los daré, si Tú te postras y me adoras”. Jesús sabía que en el Milenio El sería heredero de eso. El dijo: “Vete, satanás, porque escrito está: ‘Al Señor tu Dios, adorarás, y a El sólo servirás’”.

¡Oh, hermanos!, me pregunto por qué me angustio. Bendice a nuestro país. Seguro, yo creo en eso, nuestros líderes y cosas como esas, pero todavía está dominada por satanás; la Biblia así lo dice. Todas esas cosas corrompidas sucediendo de las que Ud. oye, sólo recuerde, hermano, que nosotros estamos buscando una Ciudad por venir cuyo Arquitecto y Hacedor es Dios. Correcto. Estamos buscando un Reino venidero. No es Alemania; no es Suiza; no es los Estados Unidos; es Cristo y el Reino de Arriba. Jesús dijo: “Si Mi Reino fuera de esta tierra, entonces Mi pueblo pelearía por Mí; pero Mi Reino es de Arriba. Y yo pudiera llamar a Mi Padre y El me enviaría veinte legiones de Angeles”. ¡Amén! ¡Cuando un solo Angel pudiera destruir a todo el mundo! No codicies vanidades De este mundo tan atroz Pon tu fe en aquello eternal En el inmutable Dios.

En estas guerras, ellos llevan allá a estos muchachos, la flor y nata, porque ellos no conocen otra disciplina, mas que la del ejército: “Levanta tu cabeza por encima de la loma y deja que alguien te mate de un balazo. Muere como un héroe”. Ellos gozosamente lo hacen. Corren allá y matan a uno y matan a otro, y matan a otro. Y la nación los olvida, a menos que sean familia. Regresan aquí a esto, y a lo que ellos regresan (Uds. ven lo que quiero decir), muchos de los soldados. Pero un hombre, raramente Ud. encuentra a uno que dé su vida por la causa de Cristo. El ni siquiera saldrá de la sombra de su árbol para ir a la iglesia; ni siquiera se apartará de la televisión el tiempo suficiente como para asistir a una reunión de oración el miércoles en la noche. ¡Eso es correcto! ¡Amén! Es una vergüenza, una desgracia. Esa es la razón que los Angeles no visitan a las iglesias. Esa es la razón que los Angeles no visitan a los hogares. Tenemos que llegar a lo profundo de la sinceridad de esta cosa. Los Angeles de Dios están aquí en la tierra en esta noche como siempre lo han estado. El Espíritu Santo ha estado aquí desde la resurrección de Jesucristo y de la manifestación de Pentecostés. El ha aparecido por todas las edades, por todo el trayecto, reuniendo a un remanente de gente. El resto es carne de cañón; yo les digo eso ahorita. Es el forraje que llegará a ser el humo del tormento. Sí, señor. Se requerirá una experiencia de nacer de nuevo, ser lavados en la Sangre del Cordero, santificados, llenos con el Espíritu Santo, o ellos nunca estarán en ese rapto, de acuerdo a esta Palabra. Sí. Eso es exactamente lo que dice la Escritura.

Una jovencita allá en Oregón estaba tratando de discutir conmigo en una ocasión. Ella pertenecía a una iglesia de la que María era la jefa sobre ella. Y ella dijo, hablando tocante a esto, dijo: “Me disgustaría saber que yo...” Dijo: “¿Me quiere decir Ud. que durante la... en el Cielo, que este montón de idiotas como los que estaban haciendo un alboroto allá anoche cuando Ud. estaba predicando, que esa va a ser la gente que va a estar gobernando en el Cielo?” Yo dije: “Eso es lo que dice la Biblia”. Ella dijo... Yo dije: “Su virgen bendita, María, tuvo que subir allá en Pentecostés para recibir el Espíritu Santo y actuar como esa gente actuó anoche, o ella nunca se hubiera ido al Cielo”. Ella dijo: “¡Eso no es así!” Yo dije: “Permítame mostrarle a Ud. aquí en Hecho 2 si es así o no. María se embriagó tanto en el Espíritu, que se tambaleaba como si estuviera ebria, y actuó como una persona ebria en el Día de Pentecostés. Y si Dios no le permitió a María irse al Cielo, al Hogar, con algo menos que eso, ¿cómo va a lograr Ud. irse sin eso?” Correcto. “Pertenezca Ud. a cualquier iglesia que Ud. quiera; Ud. tendrá que tener la misma experiencia, la misma cosa, exactamente”. Ella dijo: “Bueno, yo–yo–yo no quisiera estar Allá”. Yo dije: “Yo no pienso que Ud. tiene que preocuparse mucho respecto a eso”. Correcto. “Yo no pienso que Ud. tiene mucho de que preocuparse al respecto”. Yo dije: “Ahora, vaya y escriba un artículo verdaderamente bajo en el periódico, y yo le diré a Ud. esto: ASI DICE EL SEÑOR, Ud. anote mis palabras; en dos meses contando desde ahorita, Ud. recordará las palabras que yo le dije muriéndose al lado del camino en un accidente”. Y ella no escribió nada. Correcto. Ella fue sagaz en eso. Yo la vi muriéndose, tirada en un accidente automovilístico. Dios le estaba dando una oportunidad en ese momento. Pero ella fue lo suficientemente inteligente para no escribir nada. No había nada en el periódico; ellos lo dejaron así. Así que, esa fue una buena e inteligente idea. Ella únicamente salvó su propia vida por medio de eso. ¿Ven?, Dios todavía es Dios.

Dios dijo: “Mucho mejor les fuera a vosotros que se les atase al cuello una piedra de molino y ahogarse en las profundidades del mar, que aun hacer tropezar a uno de estos Mis pequeñitos que creen en Mí”. ¿Qué es eso? Ud. dice: “Bueno, yo soy un pequeñito que cree”. La Biblia dice: “Estas señales seguirán a los que creen”. Dios hace una distinción; El pone una marca en la gente. Si él cree, estas señales le seguirán al que cree. (Correcto). El creyente, no los que dicen que ellos creen, no el supuesto creyente, sino el real creyente. Yo quiero pertenecer a una iglesia que le siguen esas señales y prodigios. Allí es en donde yo quiero tener mi compañerismo: allí bajo la Sangre de Jesucristo. En donde Angeles, y poderes, y el Espíritu Santo, y Dios obra constantemente por medio de Su Iglesia, por medio de Su pueblo, mostrando señales y prodigios.

Bueno, es la cosa más grande que he conocido en mi vida; es una parte del Cielo en la tierra: un pueblo que tomará la Palabra de Dios. Si Ud. no tiene el Espíritu Santo en Ud., ¿cómo puede tomar la Palabra de Dios? El Espíritu Santo en Ud. dirá “amén” a toda Palabra que Dios escribió. Correcto. Si su... Si la Biblia dice: “Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y por los siglos”, el... si Ud. tiene el Espíritu en Ud., El dirá: “Amén”. Si la Biblia dice: “Estas señales seguirán a los que creen”, y su iglesia dice que eso es para otra edad, el Espíritu Santo en Ud. dirá: “Amén, la Palabra de Dios está correcta. ¡Toda palabra de hombre es una mentira!”

Como Pedro dijo en el Día de Pentecostés: “Arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de vuestros pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para aquellos que están lejos, para cuantos el Señor, nuestro Dios, llamare”. Y si su iglesia dice: “El Espíritu Santo cesó en el pasado con los apóstoles”, Ud. dirá: “¡Toda palabra de hombre sea mentirosa y la de Dios verdadera!” Amén. El Espíritu Santo estará de acuerdo con Su propia Palabra. Es para Ud., y para Ud., y para toda genera-... ¡Mientras el Señor esté llamando, el Espíritu Santo todavía está allí para bautizar a todo santo y a todo creyente! Amén. ¡La Palabra inmutable de Dios!

Escuche tambien el Mensaje Hablad a la Roca

Dios en Nosotros

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Dejanos un comentario




Top