Mensaje de la Hora

William Marrion Branham Profeta y Mensajero

Noticias Branham

Secciones Branham

Mensajes Mp3 William Branham

Mensajes PDF William Branham

Videos William Branham

Testimonios

Una Iglesia Engañada Por El Mundo William Marrion Branham Mensajes

Una Iglesia Engañada Por El Mundo MP3 - William Marrion Branham

59-0628m

Cita del Mensaje de William Marrion Branham:
Un hombre o una mujer en Italia, en Francia, en Africa, en cualquier otra nación que hayan nacido de nuevo del Espíritu Santo, no hacen esas cosas. Ellos no usan esas ropas. No actuarán así, porque son de otra Nación Cuyo Gobernante y Constructor es Dios. Nosotros somos del Cielo. El espíritu que está dentro de Uds., motiva su vida. Si Uds. son Americanos, Uds. actuarán como actúan los Americanos. Si Uds. son Franceses, Uds. actuarán como actúan los Franceses, y criticarán al otro. Pero si Uds. son de Dios, Uds. actuarán de la manera en que actúan en el Cielo, porque su Espíritu viene de Arriba y los controla.

Una cosita que Uds. pudieran ver. En la Escritura, aquellos que buscaban esta nueva Ciudad, actuaron diferente. Ellos profesaron que eran peregrinos y extranjeros. Pero en el lado de Caín, ellos llegaron a ser fugitivos y renegados. Pero los Cristianos eran peregrinos y extranjeros. Un fugitivo no tiene hogar, un renegado es una persona horrible. Pero un peregrino es algo verdadero, y de una tierra verdadera en otra Nación, tratando de encontrar su camino a Casa, profesando por medio de su vida de que él tiene algo que él es de otro País. Allí está la razón.

Pero sin embargo aquellas personas que lo hacen así, aquellas personas que se ponen esas cosas, déjenme decirles. En Sudáfrica, cuando vi a treinta mil paganos en su estado original, nativos desnudos, primitivos. Muchachas, muchachos de dieciséis, dieciocho, veinte años de edad sin una sola hilacha de ropa, parados allí con lodo en sus rostros, y pintados, huesos a través de sus narices, y tacos de madera colgando de sus oídos, y cruzan huesos humanos o algunos huesos en su cabello, dientes de animales colgando sobre ellos, desnudos tal y como vinieron al mundo, y no lo sabían. Pero cuando recibieron a Cristo, y se postraron sobre sus rostros y recibieron el Espíritu Santo, se levantaron y cruzaron sus brazos sobre su pecho para evitar la vergüenza, mientras se iban y encontraban ropas que ponerse. ¿Por qué? Se volvieron peregrinos y extranjeros para este mundo. ¡Aleluya! Estaban lejos de El. Sí, señor.

Oh, sí, estas personas se llaman a sí mismos Cristianos. Pertenecen a iglesias. Se van y dicen: “Somos Metodistas. Somos Bautistas. Somos Pentecostales. Somos Adventistas del Séptimo Día. Somos esto, aquello, y lo otro”. Eso no tiene nada que ver con ello. Su espíritu, la vida que está en Uds., motiva y dice lo que Uds. son. Jesús dijo: “Por su fruto los conoceréis”.

La iglesia ha llegado a ser como Israel, primero. Ellos vieron que todas las naciones paganas tenían un rey. Dios era su rey. Y ellos vieron que las naciones paganas tenían rey, así que ellos querían actuar como las naciones paganas, y se compraron un rey. Y al hacerlo, se metieron en problemas. Gradualmente empezó a entrar. Gradualmente el mundo empezó a metérseles. Finalmente terminó en Acab. Un rey llegando un poquito más cerca a ello, un poquito más cerca a ello, y finalmente sacó la vida de ellos. Y allí se fueron. Y cuando el verdadero Rey vino, no lo conocieron a El.

Esa es la misma cosa que la iglesia ha hecho. Ha adoptado. Aquí lo tienen. Ha adoptado políticas, educaciones. Ha adoptado organizaciones, sociedad, grandes iglesias, predicadores pomposos. Y cuando el verdadero Rey viene, no lo conocen a El, y están crucificando al mismísimo Espíritu Santo que es su Rey. No lo conocen a El, pero se ríen de El y se burlan de El. Como los Judíos hicieron con su Mesías, la iglesia está haciendo con su Mesías de la misma manera. Ellos no lo saben. No tienen la perspicacia espiritual, porque están tan adoctrinados con sus ojos y con lo que ven, grandes edificios, tratando de compararse con el mundo. Nunca somos exhortados--exhortados a compararnos con el mundo. Somos exhortados a que nos humillemos.

Dios en Nosotros

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Dejanos un comentario




Top