Mensaje de la Hora

William Marrion Branham Profeta y Mensajero

Noticias Branham

Secciones Branham

Mensajes Mp3 William Branham

Mensajes PDF William Branham

Videos William Branham

Testimonios

Ley O Gracia MP3

  Ley O Gracia MP3 - William Marrion Branham

54-1006 

Y–y allí venía el hombre que había hecho mal, él decía: “Bueno, yo he estado robando. Y yo ahora sé que estoy sujeto a muerte porque he hecho mal. Dios no quiere que yo robe; Su mandamiento dice que no lo haga. Ahora yo voy a poner mis manos sobre este corderito. Y los mandamientos de Dios aquí dicen: ‘No robarás’, y yo he robado. Así que yo estoy... yo sé que estoy sujeto a muerte. Algo tiene que responder por mi pecado, porque yo robé. Y Dios dijo que el día que yo comiera, ese día moriría. Así que, yo robé. Y Dios dijo: ‘Si tú robas, tú tiene que morir por ello’. Así que El requirió que si yo no quería morir, yo tenía que traer el cordero. Así que yo pongo mi cordero aquí, y pongo mis manos sobre la cabeza de este corderito que está balando y balando. Y yo digo: ‘Señor Dios, lo siento haber robado. Yo confieso y te prometo que ya no robaré, si Tú me aceptas ahora. Y por mi sacrificio y por mi muerte, este corderito va a morir en mi lugar’”.

Entonces ellos tomaban el gancho grande y lo ponían en su gargantita, y se la cortaban así; lo sujetaban así, y el corderito balando, y balando. La lana toda ensangrentada. Y su pobre hociquito, y él balando, balando, balando. Y cuando menos pensaba, salía toda su sangre y él inclinaba su cabecita. Eso lo concluía todo

Entonces hacían un récord allí del hombre, y lo ponían al lado del arca, así, que ese hombre había hecho una confesión. Si él lo hacía la segunda vez en un año, él tenía que morir irremediablemente; él tenía que morir con el cordero

Ahora, eso era en el Antiguo Testamento. El salía de allí, tan pronto como él confesaba, salía de allí. Y quizás él había cometido adulterio. Quizás él había hecho algo mal, mucho más...?... Cuando él salía de allí... Quizás él había matado a un hombre. Quizás... Cuando él salía, de todas maneras, él salía con la misma cosa en su corazón que había tenido cuando él entró. No había ningún cambio en él; únicamente que él, por la ley, por la letra de la ley, respondía al requisito. Ahora, eso no podía hacer... no podía cambiar su corazón. La única cosa que él sabía, era que “estaba mal”, porque él lo leía en la ley, y que el cordero moría en su lugar. Ahora, cuando vino Jesús (¿ven?), la Sangre de Cristo... ¿Ven?, ¿qué clase de sangre fue la que él sangró? La sangre animal. La vida animal dada por la vida humana, simplemente no puede quitar el pecado; ¡no puede

Ahora, cuando vino Jesús, no era únicamente vida humana, sino que era la propia Vida de Dios mismo. Eso es lo que estaba en Su Sangre.

Dios en Nosotros

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Dejanos un comentario




Top