Mensaje de la Hora

William Marrion Branham Profeta y Mensajero

Solo Para Creyentes

Secciones Branham

Mensajes Mp3 William Branham

Mensajes PDF William Branham

Videos William Branham

Testimonios

El comportamiento de la Iglesia - William Marrion Branham Mensajes

El comportamiento de la Iglesia

65-0429E  Escogiendo.Una.Novia  Los.Angeles.CA  V-2 N-28  Jueves    

Pero entre Ud. en una iglesia, y si Ud. se fija en el comportamiento de esa iglesia—fíjese un poco en el pastor, y hallará por lo regular que la iglesia se porta igual que el pastor.

A veces me pongo a pensar si no es que recibimos el espíritu el uno del otro en vez del Espíritu Santo. Uno llega a cierto lugar donde el pastor es muy radical y portándose así, hallará que la congregación es igual. Yo los podría llevar a una iglesia donde he visto al pastor pararse, donde mueven la cabeza de cierta manera. Si se fijan en la congregación; ellos hacen lo mismo. Un pastor que se traga cualquier cosa, por lo regular la iglesia hace lo mismo. Entonces, si yo estuviera escogiendo una iglesia, yo escogería una genuina iglesia Bíblica, fundamental, del evangelio completo—si yo estuviera escogiendo una en donde poner mi familia.

65-0429E  Escogiendo.Una.Novia  Los.Angeles.CA  V-2 N-28  Jueves    
      
Escoger...yo miré...Los muchachos, el hijo y el yerno del Hermano Shakarian, me llevaron el otro día para orar por un joven, un cantante, un joven maravilloso, que acaba de regresar—Fred Barker, ese era su nombre—acaba de regresar de un viaje, y me llamaron para decirme que Fred se estaba muriendo, y luego antes de que yo pudiera entrar a la casa, llegó otro mensaje: “Quizás ya esté muerto ahora mismo”. Y dijeron que sufrió una hemorragia en el cerebro, y estaba paralizado, y se estaba muriendo; y su esposa deseaba que yo orara por él.

Y yo pensé: “Si trato de llegar por avión, él estará muerto antes de que yo llegue, y quizás ya esté muerto ahora mismo”. Entonces llamé rápidamente y hablé por teléfono con la hermanita, y logramos conectar el teléfono al oído de Fred. El no podía tragar. Le estaban haciendo tragar artificialmente. Y cuando oramos por él, él dijo...¡les hizo señas para que le quitaran aquello de la garganta! El podía tragar. Los médicos no lo creían, lo sacaron y él sí podía tragar. Al otro día ya se sentaba.
    
Una iglesia, escogiendo una iglesia.

Dios en Nosotros

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Dejanos un comentario




Top