Mensaje de la Hora

William Marrion Branham Profeta y Mensajero

Solo Para Creyentes

Secciones Branham

Mensajes Mp3 William Branham

Mensajes PDF William Branham

Videos William Branham

Testimonios

Que es Compasión - William Marrion Branham Mensajes

 65-0219  Hoy.Se.Ha.Cumplido.Esta.Escritura  Jeffersonville.IN  V-3 N-8  Viernes
      
70 Ahora, el solo pensar que tenían esas cosas en contra de Él. Otra cosa, que Él no se unía a ninguno de sus grupos. Entonces, allí pueden ver hasta por eso se veía como una mala persona. Él no quiso unirse a sus—sus organizaciones, no se unía al sacerdocio, y no se asociaba con nada de eso. Y luego, después de todo eso, Él intentó derribar lo que ellos habían edificado.
    
71 Él entró al templo. Nosotros le llamamos un Hombre manso, y Él lo era; pero muchas veces nosotros malentendemos lo que es la mansedumbre.

72 Él era un Hombre de compasión, pero sin embargo, a veces fallamos en entender lo que es la compasión. La simpatía humana no es compasión. Pero más bien, compasión es, “haciendo la voluntad de Dios”.
    
73 Él pasó por el estanque de—de Betesda, allí por la puerta. Allí había gente tendida, multitudes. Multitud no significa un cierto número, pero allí había multitudes: cojos, ciegos, mancos, paralíticos. Y Él siempre tenía compasión de la gente. Pero Él fue a una sola persona que no estaba coja, ni ciega, ni paralítica; quizás tenía una enfermedad de la próstata, o alguna otra enfermedad muy lenta; la había tenido por treinta y ocho años. No era algo que le iba a molestar, no le iba a causar la muerte. Estaba tendido allí en un lecho. Y le hizo la pregunta: “¿Quieres ser sano?”
    
74 Y el hombre le respondió: “No tengo quien me meta en el agua, porque mientras voy, pues, alguien siempre se mete antes que yo”. ¿Ven? Él podía caminar, podía ver, podía movilizarse, pero estaba demasiado débil.
    
75 Y Jesús le dijo: “Levántate. Toma tu lecho y vete a tu casa”. Y después Jesús fue interrogado al respecto, pues Uds. recuerdan donde lo dice la Escritura.
       
76 ¡Y con razón! Si Él viniera a Jeffersonville esta noche y obrara algo así, todavía hablarían de Él.

77 Pero recuerden, Él sólo vino a hacer una cosa: la voluntad de Dios. Ahora, eso se encuentra en San Juan 5:19, allí obtendrán la respuesta. Él dijo: “De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada de sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; esto también lo hace el Hijo igualmente”.
    
78 Ahora, ellos debieran haber reconocido que esa era la propia vindicación de la profecía de Moisés: “Porque Jehová vuestro Dios levantará profeta como yo”. [Deuteronomio 18:15]
    
79 ¿Notaron, que cuando Él vio al varón, Él le dijo...Jesús supo que él había estado en esta condición por muchos años? Vean, Él siendo Profeta, vio a este hombre en esa condición; y fue allá, abriendo, abriéndose camino entre toda esa gente, buscando entre la multitud, hasta que halló a este cierto hombre.
   
 80 Pasó por alto a los cojos, mancos, ciegos, y paralíticos, aún siendo un Hombre lleno de compasión; pero compasión, es “haciendo la voluntad de Dios”.

Dios en Nosotros

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios:

Dejanos un comentario




Top